jueves, 18 de mayo de 2017

Bocaditos de higo



 
Los postres con confitura de higo siempre me recuerdan a los dulces árabes, la verdad es que si lo pienso bien, con la de higueras que hay en España y no recuerdo ningún dulce tradicional que se haga con esta fruta, es una pena. 

Pronto llegará el tiempo de brevas y después de higos frescos!!!

Bocaditos de higo

Ingredientes

  • 250 gr. mantequilla salada
  • 100 gr. azúcar moreno
  • 2 huevos
  • 450 gr. harina
  • 1 cucharita de las de moka de bicarbonato
  • Mermelada de higo.


Elaboración


Con las varillas manuales se mezcla el azúcar con los huevos y la mantequilla que está a temperatura ambiente, tiene que tomar una consistencia de pomada.

Seguidamente añadimos la harina y el bicarbonato, amasamos con las manos hasta conseguir una masa homogénea y un tanto blanda, de ahí que necesite reposar en la nevera al menos 30 minutos.

Pasado el tiempo se divide la masa en dos porciones iguales; extendemos la primera parte hasta dejar un rectángulo de un centímetro de espesor, repartimos la confitura de higo por toda la superficie y repetimos la operación con la otra parte de masa de mantequilla.

Con el horno precalentado lo cocemos con calor arriba y abajo a 210ºC durante 15-20, hasta que veáis que se dora la superficie.

Se deja enfriar y con la ayuda de un cuchillo hacéis los cuadraditos, para conservar se puede hacer perfectamente en una lata.


 

jueves, 11 de mayo de 2017

Tarta de queso y fresas de temporada




Hoy toca tarta de queso con fresas, que ahora están de temporada, es verdad que podéis usar la fruta que más os apetezca, pero ya sabemos que las fresas siempre le van muy bien a la tarta de queso.

Tarta de queso y fresas de temporada

Ingredientes

  • 250 gr. de harina
  • 60 gr. de maicena
  • 1 pizca de sal
  • ½ cucharita de las de moka de bicarbonato sódico
  • 210 gr. de queso crema
  • 80 gr. de mantequilla
  • 90 gr. de azúcar + decoración
  • Extracto de vainilla
  • 4 huevos
  • 125 gr. de yogurt griego
  • 500 gr. Fresas de temporada

Elaboración

Lo primero de todo, ponemos el horno a calentar a 210ºC con calor arriba y abajo; después pesamos y mezclamos los ingredientes secos: harina, maicena, sal y bicarbonato, reservamos.

Por otro lado y con ayuda de la batidora mezclamos el queso crema, el azúcar, la mantequilla a temperatura ambiente, los huevos, la vainilla y el yogurt.

Ahora unimos todos y por último añadimos las fresas troceadas.

En un molde con papel vegetal vertemos todo y decoramos con alguna fresa que hayamos reservado, espolvoreamos azúcar y al horno unos 35-40 minutos con calor principalmente abajo.

Para enfriar mejor fuera del molde sobre una rejilla.


 




jueves, 4 de mayo de 2017

Bizcocho de mantequilla






Siempre he oído que la mejor receta de bizcocho es la que tiene la misma cantidad de harina, de azúcar y de mantequilla; otras veces lo había hecho pero siempre reduciendo a la mitad el azúcar como es mi costumbre, porque no me gustan las cosas demasiado dulces, me gustan con sabor. Pero tanto lo decían y el otro día vi al hijo de Carlos Arguiñano hacerlo que me dije: ¿Por una vez no pasa nada, no? 

Hay que reconocer que la receta sale muy buena, crujiente por fuera y esponjoso por dentro, pero para mi gusto mucho azúcar, bueno para eso están los colores.

El truco de este bizcocho es el aire que lleva en la masa, por ello aconsejo batirlo con las varillas eléctricas, no a mano.
 
Bizcocho de mantequilla

Ingredientes


  • 250 gr. de harina
  • 250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 250 gr. de azúcar blanca
  • 4 huevos
  • ½ sobre de levadura en polvo (4.5 gr. aprox)
  • Ralladura de un limón grande
  • Azúcar glass


Elaboración

La mantequilla tiene que estar a temperatura ambiente, que con las varillas eléctricas tome textura de crema.

En este bizcocho es muy importante el trabajo que se hace con las varillas, el aire que le da a la masa es fundamental para que tenga esa esponjosidad tan característica y suba tanto.

Primero empezamos a batir la mantequilla ella sola, luego le añadimos el azúcar, seguimos batiendo bien.

Iremos añadiendo a la masa uno a uno los huevos, entre ellos siempre dejando un tiempo para batir, cuando vayamos a batir el tercero, le añadimos un par de cucharadas de harina.

Cuando hemos terminado con los huevos, rallamos el limón y se lo incorporamos, por último la levadura y la harina, que no se os olvide cernirla. Para mezclar la harina ya no usamos las varillas, sino una cuchara grande o paleta y hacemos movimientos envolventes como cuando mezclamos una masa con clara montada, no se remueve, porque entonces todo el trabajo realizado para darle aire a la masa se nos perderá.

Con cuidado vertemos en un molde engrasado y enharinado, es una masa bastante espesa, así que os ayudaréis de la paleta para repartir la masa por todo el recipiente, sin prensar la mezcla.

Se cuece con el horno precalentado a 200ºC durante unos 40 minutos, hacerle la prueba del cuchillo para ver si está hecho por dentro, para enfriarlo es mejor que lo saquéis del molde y que se enfríe sobre una rejilla.

Para decorar azúcar glass por encima y listo, un súper bizcocho de mantequilla para la merienda o el desayuno!


 



jueves, 27 de abril de 2017

Torta de Nata



 


Hace tiempo que le seguía la pista a esta receta pero por diferentes razones nunca llegaba a prepararla. 

Lo que destaco de ella y tomo para siguientes recetas e ideas es la crema de nata; el sabor que toma al reducir la nata con el azúcar puede recordar a unas natillas cremosas, me parece muy rico hasta para servir con un café o sobre algún bizcocho. Realmente interesante.

Torta de nata

Ingredientes

Para la masa


  • 350 gr. de harina de fuerza
  • 175 ml. leche
  • 1 huevo
  • 45 gr. azúcar
  • 55 gr. de mantequilla
  • 25 gr. de levadura fresca
  • 1 pizca de sal

Para el relleno


  • 200 ml. de nata para montar (35% grasa)
  • 50 gr. azúcar
  • Azúcar glass para decorar

Elaboración 

Lo primero de todo será mezclar en un bol los ingredientes secos: harina, azúcar y sal, en otro recipiente batimos el huevo con la leche (a temperatura ambiente), añadimos desmenuzada la levadura y con ayuda de un tenedor lo integramos todo bien, que la levadura se diluya por completo.

Ahora unificamos estos dos bloques de ingredientes y empezamos a amasar con las manos, será entonces cuando le añadamos la mantequilla a temperatura ambiente y sigamos trabajando la masa con las manos. Al principio parecerá pegajosa y podéis llegar a creer que necesita más harina, sólo hay que esperar un poco y seguir amasando. Será una masa muy fina y elástica.

Tapada con un trapo se deja reposar en un lugar cálido alrededor de una hora, para que doble su volumen; mientras preparamos la crema. En un cazo se coloca la nata para montar y el azúcar, con una cuchara de madera se va removiendo poco a poco, tiene que cocer y reducir su tamaño casi a la mitad, para enfriarlo recomiendo verterlo en una jarrita que luego nos ayudará para ponerlo en la torta.

Ya ha pasado la primera parte de la fermentación, sacamos el aire, amasamos un poco y sobre el papel vegetal y la bandeja donde se va a hornear hacemos la torta, de grosor no más alta de 2 centímetros, para darle la forma circular yo usé mi rodillo. Volvemos a tapar y que ahora repose 30 minutos.

El horno precalentado a 190ºC, antes de introducir la torta al horno le hacemos los agujeritos, simplemente con la ayuda de vuestro dedo le hacéis tantos agujeros hasta la base como queráis, por ahí se introducirá después del horneado la crema de nata.

En el horno con calor arriba y abajo estará apenas 15 minutos, veréis que se irá tostando tanto por abajo como por arriba. Una vez sacada del horno es el momento de poner la crema. Yo esperé que se enfriara unos 5 minutos y con la jarrita fui poco a poco y muy lentamente llenado los agujeros, de dentro hacia afuera, como vi que la crema no se integraba en la masa usé un palillo chino para “remover” dentro de cada agujero, me explico: sin llegar al fondo para no romper la masa y que la crema se “escape” por debajo presionáis las paredes de cada agujero, veréis entonces que la crema es absorbida y podéis repetir el paso de rellenarlos de crema hasta que ésta se acabe. Con la ayuda de un pincel y los restos de crema que se salían de los agujeros barnicé toda la superficie de la torta, de ahí que brillara. 

Por último y cuando se haya enfriado la podéis decorar con azúcar glass. Una torta muy sencilla y con un sabor a crema de nata increíble.


 


















Gracias al Jardín de mis recetas por la receta de la Torta.