jueves, 15 de marzo de 2018

Pastas de Chocolate y Naranja




Las pastas de té o mantequilla siempre triufan, ya las hagas sólo de mantequilla, con aromas como puede ser de anís en grano o de chocolate, son una opción que rara vez pasan desapercibidas. Lo más importante: ingredientes de buena calidad.

Si no sois muy diestros con la manga pastelera podéis simplemente hacer bolitas y aplastarlas un poco o también esta masa sirve para las pistolas que venden para este tipo de repostería, pero yo os animo a que con recetas tan fáciles como esta os lancéis y practiquéis.

Pastas de Chocolate y Naranja

Ingredientes

  • 185 gr. de harina de trigo
  • 170 gr. de mantequilla
  • 70 gr. de azúcar glass
  • 20 gr. de chocolate en polvo
  • 1 clara de huevo
  • 50 gr. de naranja confitada
  • 1 cuchara sopera de cointreau

Elaboración

Antes de comenzar con la receta vamos a hidratar la naranja confitada en el licor antes mencionado, para darle más aroma; en un tazón colocamos la naranja hecha daditos con la cucharada de licor, removemos y reservamos.

La mantequilla tiene que estar en pomada, o bien la derretimos o la tenemos fuera de la nevera unas horas antes.

Con las varillas manuales batimos la mantequilla con el azúcar glass y el chocolate en polvo, acto seguido incorporamos la clara ya batida con anterioridad. Después incoporamos la harina.

Se mezcla todo bien, hasta conseguir una masa muy blandita ideal para trabajar con la manga pastelera.

Se rellena ésta con toda la masa y sobre la bandeja del horno y el papel vegetal que habéis colocado sobre ella, se van haciendo pequeños rosetones, para ello yo coloco la manga pastelera totalmente vertical y apoyada ligeramente sobre la bandeja.

Coloco 2 o 3 trocitos de naranja sobre cada una de las pastas y ya lo introduzco al horno, éste precalentado a 180ºC y están dentro alrededor de 12-18 minutos, ir controlando que sea hagan pero que no se quemen, cuando las sacas del horno todavía están muy tiernas, luego al enfriarse toman su textura de pasta de té.

Dejar enfriar sobre una rejilla y listo!!! Se conservan de maravilla en una caja de lata y aguantan muy bien el paso de los días.

 


lunes, 5 de marzo de 2018

Tarta de Ciruelas y Almendras





Comenzamos esta receta con una mención especial y de agradecimiento a “Periodismo gastronómico” por haber incluido mi blog entre los 333 mejores blog gastro de España, en la categoría de repostería. La verdad es que fue toda una sorpresa y siempre hace ilusión. Desde Los dulces de mi vida: GRACIAS.


Estamos empezando Marzo con esta rica receta, muy resultona y nada complicada de hacer, lo importante, como siempre: la calidad de los ingredientes, en este caso de las ciruelas. Se puede tomar templada o fría como más gustéis.

Tarta de Ciruelas y Almendras
 
Ingredientes
 Para la masa

  • 300 gr. de harina de trigo
  • 30 gr. de azúcar
  • 160 ml. de leche
  • 5 gr. de bicarbonato sódico
  • 1 huevo
  • 80 ml de aceite

Para el relleno

  • 7 ciruelas rojas
Para la cobertura
  • 125 de yogurt griego
  • 70 gr. de azúcar
  • 2 yemas
  • Extracto de vainilla
  • 40 gr. de almendra molida

Elaboración

Empezamos por la masa, por un lado se mezclan los ingredientes secos: harina, azúcar y bicarbonato y por otro lado se mezclan los líquidos: leche, aceite y huevo. Entonces unimos las dos mezclas, se trabaja con las manos, es una masa que tiende a ser compacta, si se os pega en los dedos, podéis untároslos con un poco de aceite o con harina, como os guste más, cuando esté lista se deja tapada bajo un paño alrededor de 15-20 minutos.

Mientras lavamos y descorazonamos todas las ciruelas, se cortan en cuatro gajos y se reservan. Para la cobertura batimos con las varillas manuales las yemas con el yogurt, el azúcar y la vainilla, por último añadimos la almendra molida.

Colocamos un papel vegetal sobre el recipiente donde se vaya a hornear y con la ayuda de las manos damos forma a la masa, debe cubrir toda la base y parte de las paredes de la fuente. Cuando tenemos este paso hecho hundimos los gajos de las ciruelas con la piel hacia arriba, tratando de cubrir toda la superficie haciendo una espiral que acabará en el centro de la tarta.

Ya por último vertemos el preparado de almendra por toda la superficie e introducimos al horno (precalentado) a 180ºC, con calor arriba y abajo estará unos 40 minutos, si veis que se puede quemar la parte de arriba, poner sólo el grill los últimos 10 minutos y listo.

Espero que os guste.



 


martes, 13 de febrero de 2018

Tarta de Amor (Merengue)






Tras este parón de publicar recetas vuelvo para rememorar una tarta que siempre estaba en las pastelerías en las décadas de los 60, 70 y 80, podía ir rellena de crema, como es mi caso o de trufa; era súper dulce y en muchos sitios la llamaban “Tarta de Amor”, así que es ideal para el día de mañana: San Valentín.

Para celebrarlo en pareja, en familia, en soltería… como a cada una le plazca, simplemente celebremos un día donde el amor esté más presente y tengamos un detalle cariñoso con la persona más importante de nuestra vida: nosotras mismas y si además lo celebras con más personas… pues mejor.

Sin más palabras aquí os dejo la receta y el deseo de continuar por aquí, aunque no sea semanalmente, eso sólo la vida lo determinará.

Tarta Amor de Merengue

Ingredientes

Para la base


  • Bizcochos duros de huevo (para cubrir la base del recipiente)
  • 4 cucharadas de brandy
  • 100 ml de agua

Para el relleno

  • 1 sobre de preparado de flan
  • 500 ml de leche
  • 3 cucharadas de azúcar

Para el merengue

  • 8 claras
  • 200 gr. de azúcar
  • Azúcar blanca para decorar

Elaboración

Lo primero es colocar en la base del recipiente una capa de los bizcochitos y “emborracharlos” con el preparado de agua y brandy. Con una cuchara presionar para unificar la masa. Reservar.

Hacemos la crema espesa, para ello vertemos en un cazo 400 ml de leche y los llevamos a ebullición junto con el azúcar, el resto de leche nos servirá para diluir el preparado de flan. Cuando hierva, añadir la mezcla y remover. Tiene que hervir un par de minutos, retirar del fuego y dejar que se enfríe al menos otros 5. Después se vierte sobre la base de bizcocho y se deja enfriar por completo.

Para hacer el merengue: batir las claras en un recipiente alto y grande para que tengan espacio y “crezcan”, más o menos a la mitad de estar batiendo las claras se añade el azúcar, seguir con el proceso hasta que cambien de color y textura y se convierta en un merengue firme y consistente.
Se coloca sobre la tarta y con la ayuda de una espátula se le de esa forma tan característica que tenía esta tarta, de “cúpula”. Para decorarlo, cubrimos la superficie con azúcar y con la ayuda del soplete lo tostamos levemente para caramelizar y crear una capa protectora.

Es una tarta que tiene que estar en frío.

Feliz San Valentín.



 


jueves, 9 de noviembre de 2017

Pan de Especias



De un tiempo a esta parte en la tv están poniendo un programa francés: "Las recetas de Julie", donde se va descubriendo la geografía gala y sus recetas más tradicionales, ya he tomado nota de unas cuantas. Entre ellas está este pan de especias, es una dulce que siempre me ha encantado, con su humedad característica y su sabor especiado, aunque tengo que decir que esta vez sólo le he puesto anís molido como hacían ellos.

Es típico de la zona de Dijon y Reims, allí suelen usar harina de trigo o de centeno, de ahí también que se oscure su color.

Pan de Especias

Ingredientes
  • 250 gr. de harina de trigo
  • 150 ml. de leche
  • 150 gr. de miel
  • 60 gr. de azúcar
  • 1 huevo
  • 1 cucharita de las de café (rasa) de anís en grano molido
  • 1 y ½ cucharita de las de café de bicarbonato sódico
Elaboración

En un bol se echan la harina, el azúcar, el anís (ya molido) y el bicarbonato, con una cuchara se mezclan bien estos ingredientes.

Por otro lado se calienta la miel con la leche, que se entibie, se añade a la mezcla anterior con una espátula, cuando esté integrado introducimos el huevo batido.

Ya están todos los ingredientes, recordar que a esta receta lo tradicional es añadirle canela y jengibre molido, cardamomo y nuez moscada, éstos habría que integrarlo al principio, cuando añadimos el anís molido.

Se vierte en el recipiente de “Plum Cake” para que le de esa forma de pan, primero hemos colocado un papel vegetal.

Se lleva al horno, precalentado a 200ºC, con calor arriba y abajo y se cuece al menos durante 40 minutos, podéis pincharlo como si de un bizcocho se tratara para averiguar si está hecho por dentro.

Se deja enfriar fuera del molde, sobre una rejilla y por último se corta en rebanadas, con mantequilla para el desayuno está espectacular.