jueves, 28 de abril de 2016

Plum cake o Pound cake





Por fin, después de unos añitos con ganas de probar un plum cake casero me he decido este fin de semana y la verdad es que no nos ha defraudado, para nada, creo que lo repetiría muy a menudo.

Es curioso que hace unas semanas hablaba con mi profesora de inglés, y comentábamos el origen del nombre, yo le explicaba que en España se denomina “plum cake” al bizcocho de mantequilla con fruta, pero no suele llevar ciruela y ella me decía que en su país (EEUU) se denominaba “pound cake”, yo pensé que tal vez el nombre que aquí le damos es por un error fonético, como ocurre con el nombre de Islandia, que realmente se llama Iceland, pero aquí no decimos “hielandia” jajaja quedaría un tanto raro.

Investigando sobre el nombre de plum cake, no he encontrado referencias de peso, pero es verdad que sólo en Italia y España se le denomina así, en el resto del mundo en inglés es pound cake, debido a que las cantidades de los ingredientes básicos son las misma “cuartos” y en países latinoamericanos se le llama “cuatrocuartos” traducción literal del inglés. Y parece que lo inventaron los ingleses y fueron los franceses los que le dieron la forma rectangular.  Vamos, da igual que forma tenga, como lo llamemos, si fue porque al principio llevaba ciruelas o porque sus cantidades son iguales, es un bizcocho de mantequilla con frutas que está de muerte y que siempre triunfa.

Aquí os dejo la receta, decir que yo baje la cantidad de azúcar, así que para mí no es un cuatro cuartos ;)

Plum cake o pound cake
 
Ingredientes

  • 225 gr. de mantequilla
  • 100 gr. de azúcar
  • 380 gr. de harina
  • 4 huevos
  • 1 sobre de levadura de repostería
  • Ralladura de un limón y ½ naranja
  • 100 gr. de pasas
  • 120 gr. de fruta escarchada

Elaboración

Lo primero vamos con la fruta, hay recetas que dicen de hidratar 24 horas antes las pasas con brandy, es una buena idea, yo esta vez no lo hice, pero no quedaría nada mal. En relación al resto de fruta yo seleccioné: cerezas confitadas que no en almíbar, corteza de naranja confitada y una mezcla de diferentes frutas que suelo comprar para la época de los roscones, lleva calabazate de diferentes colores. Toda esta fruta, menos las pasas, hay que cortarla en daditos pequeños para rellenar bien el bizcocho de mantequilla. Una vez cortados, se enharinan para evitar que toda la fruta se vaya al fondo del molde.

En un bol se baten los huevos con el azúcar, seguidamente se añade la mantequilla derretida con la ralladura de limón y de la naranja, yo lo hice con las varillas manuales, no es una masa complicada.

Por último añadimos la harina y el sobre de levadura, se mezcla todo bien.

Engrasamos con mantequilla y enharinamos el molde típico de plum cake (rectangular) y vamos vertiendo la masa, aquí hay diferencia de opiniones unos dicen de incluir la fruta en la masa, remover y verter en el molde y  otros dicen de echar poco a poco la fruta según se va colocando la masa en el molde, yo soy de la segunda opción, creo que así puedo distribuir más equitativamente el relleno en el plum cake.

Se lleva al horno precalentado a 210ºC durante 40-45 minutos con calor abajo y los últimos cinco también arriba. Cuando lleva 10-12 minutos, abrir el horno y con un cuchillo afilado hacerle un corte en el superficie, así le daremos la típica forma a este bollo, si la masa al levar va a deformarse, mejor que tenga una guía y así que tome el aspecto deseado.

Sacarlo del horno y dejarlo enfriar sobre una rejilla.



 













Receta tomada y transformada de “cocineando.com”, gracias.

jueves, 21 de abril de 2016

Rosquillas de limón



 

 Qué descubrimiento de receta, qué sabor, qué fresquitas y qué bonitas, ja ja ja todo son alabanzas para estas lindas rosquillitas, aviso que son de tamaño pequeño, que las fotos no engañen, si en tamaño mini están deliciosas no me quiero imaginar de tamaño normal ja ja ja.

Receta nada complicada de preparar y rápida, ideal para trabajarla con niños o simplemente para una tarde lluviosa como las que estamos teniendo en este mes de Abril.

Con estas cantidades me salieron 18 mini rosquillas, así que recomiendo duplicar o triplicar las cantidades, en función de cuantos seáis en casa.

Rosquillas de limón

Ingredientes 


  • 75 gr. de queso crema
  • 35 gr. de margarina
  • 80 gr. de azúcar blanca
  • 150 gr. de harina
  • ½ cucharadita de levadura
  • Ralladura de ½ limón


Para el glaseado

  • Zumo de ½ limón de tamaño normal
  • 125 gr. de azúcar glass


Elaboración

En un bol se baten con las varillas manuales el queso crema y la margarina, mejor si están a temperatura ambiente. Seguidamente se añade la ralladura de limón y el azúcar, seguimos batiendo.

Por último le toca el turno a la levadura y la harina, mezclar este paso ya será mejor realizarlo con las manos y no con las varillas, para conseguir una masa suelta y brillante.

Ahora tomamos pequeñas porciones, las boleamos en las manos y después hacemos un churro que uniremos por sus dos extremos. Las rosquillas ya formadas se van dejando sobre el papel y la bandeja del horno.

Se cuecen a 170ºC durante 10-15 minutos, veréis que suben un poco de tamaño y la base se dora un poco, intentar que no tomen mucho color.

Ahora hacemos el glaseado, simplemente batimos todo el zumo de limón con el azúcar, este último ingrediente lo añadimos poco a poco, se nos quedará una mezcla líquida y blanquecina. 
Para bañar a las rosquillas con la glasa, todavía semi calientes, sólo hace falta verterla en zig-zag con la ayuda de la varillas sobre las rosquillas y dejar que se endurezca.
Esta receta repite en mi cocina, que ricas!!!



 








Gracias al paraíso de los golosos por la receta

jueves, 14 de abril de 2016

Galletas de coco



 
 
¿Quién se puede resistir a una rica galleta de mantequilla y coco?
Yo no podría, por su aroma y su sabor siempre permanecerán en mi memoria sensitiva y entre mis dulces favoritos.

Son fáciles de hacer, rápidas y aguantan muy bien un par de meses, lo que hay que ver si en casa respetan y esperan tanto jajajaja.

Es una receta base que luego puedes variar el sabor, eliminas el coco, añades semillas como sésamo o anís, trocitos de chocolate, pasas… siempre es bueno tener una receta de pastas de mantequilla básica, que a ti te guste, para luego experimentar. Yo espero usar esta receta pronto para unas pastas con guindas.

Son unas galletas que al segundo día toman más aroma y sabor a coco.

Galletas de coco

Ingredientes

  • 1 huevo
  • 60 gr. azúcar
  • 2 cucharadas de postre de buena miel
  • 160 gr. de mantequilla
  • 70 gr. de coco rallado
  • 280 gr. de harina
  • 1 cucharada de postre de extracto de vainilla



Elaboración 

Batir con las varillas manuales el huevo con el azúcar, la vainilla y la mantequilla derretida hasta que la mezcla se blanquee y esté algo espumosa, ahora toca añadir el coco.

Lo que hice con 2/3 partes  del coco rallado fue pasarlo antes por el molinillo de café, para que triturándolo más aún, dejara el gusto y no encontrar tanta brizna.

Ahora falta añadir poco a poco la harina y ya trabajarlo con las manos.

Dejar reposar 30 minutos en la nevera, para hacer la forma estirar la masa con un rodillo y con el corta-pasta que elijáis hacer las galletas.

Se cuecen en el horno, previamente precalentado a 200ºC durante 12-15 minutos, cuando veáis que empiezan a dorarse por las esquinas.

Dejar enfriar sobre una rejilla, se conservan perfectamente en una caja de lata.


 










Receta tomada del blog: cocinaros. Muchas gracias!!!

jueves, 7 de abril de 2016

Tarta de fresas y chocolate blanco






La tarta de hoy es a base de las fresas que ya empiezan a estar de temporada por todos los supermercados.

Muy primaveral y colorida, con un toque muy delicado por su cobertura de chocolate blanco y fresa, me apunto esta idea para futuros postres.

Tarta de fresas y chocolate blanco 

Ingredientes
Para la base

  • 290 gr. de harina
  • 5 gr. de levadura en polvo
  • 100 gr. de azúcar
  • 4 huevos
  • 220 gr. de mantequilla
  • 250 ml. de leche
  • 1 cucharada de vainilla

Para el relleno

  • Mermelada de fresa
  • Brandy

Para la cobertura

  • 200 gr. de chocolate blanco para fundir
  • 200 ml. de nata ligera
  • 2 cucharaditas de postre de maicena
  • 5 fresas medianas

Elaboración

Se mezcla la harina con la levadura y se reserva.  En otro recipiente se coloca el azúcar con los huevos, con la batidora se blanquea la mezcla.

En un cazo se calienta la leche con la mantequilla y la vainilla y se apaga cuando rompa a hervir, entonces vertimos este contenido en forma de hilo sobre los huevos blanqueados sin dejar de batir.

Cuando esté bien mezclado incorporamos la harina con la levadura.

Se vierte en un molde con papel de horno y se lleva a éste precalentado a 210ºC durante 40 minutos, veréis que sube de tamaño, pero al enfriarse baja bastante.

Cuando esté cocido y frío se parte por la mitad de manera horizontal, empapamos la primera base con el brandy y se cubre con la mermelada de fresa, un consejo: buscar una marca que no sea muy dulce. Se coloca la otra base por encima y se vuelve a “emborrachar” al bizcocho.
En un cazo derretimos el chocolate con la nata, cuando esté líquido trituramos dentro las fresas y la maicena, dejamos unos minutos más al fuego y apagamos cuando espese sin parar de remover.

Se vierte de manera irregular sobre la tarta sin que llegue a cubrir toda su superficie, se puede adornar con más fresas.