jueves, 13 de julio de 2017

Horchata de chufas casera




 
La horchata de chufas es una bebida de lo más típica en España durante el periodo estival, al tomarse fría y ser muy reconstituyente la horchata es todo un clásico de terrazas y chiringuitos.

Las chufas son un pequeño tubérculo de tono marrón que se encuentran en las raíces de una planta llamada  juncia avellanada. 

Si buscamos un poco de historia, parece ser que ya en el antiguo Egipto se utilizaba la chufa dentro de la gastronomía del momento, en la antigua Persia y durante la invasión árabe en la península hay numerosos escritos sobre los beneficios de estos tubérculos, llegándolo a considerar bebida medicinal.  

Pero realmente hasta el 1792  no se tiene constancia de una receta de horchata de chufa escrita, fue de la mano de D. Joseph Quer. Parece ser que antes de esta fecha la horchata era de almendras, pero poco a poco fue tomando fama la de chufas por una simple razón: su precio, parece ser que 13 kilos de chufas equivalían a 1 kilo de almendras, el ser humano siempre ha buscado economizar.

Sobre sus propiedades decir que tiene grandes cualidades; sus componentes principales: carbohidratos, grasas (tipo ácido oleico Omega 9), fibra y proteínas. Ayuda en procesos digestivos tales como acidez, flatulencia, favorece la digestión y es prebiótico. Es astringente, contiene vitamina E y C. Además es una fuente natural de arginina, por ejemplo evita la desnutrición en enfermos.

Toda una receta para aprender a preparar en casa, recomendación a la hora de comprar la chufa, intentar que sea Valenciana, por lo general es de mejor calidad.

Horchata de chufas casera

Ingredientes


  • 500 gr. de chufas secas
  • 2 litros de agua mineral
  • 100-140 gr. de azúcar (la receta original contaba con más cantidad, pero en el Consejo regulador de denominación de origen de la chufa dice 100-150 gr. por litro, yo aun así pondría 90 gr.)

Elaboración 

El día anterior se lavan bien las chufas, con abundante agua fría hasta que el agua salga clara, se deja en remojo al menos 24 horas, para hidratarlas bien, las que floten después de este proceso, desecharlas. 

Se vuelven a lavar bien, es verdad que es una receta que requiere mucho gasto de agua, cuando el agua sale limpia se colocan en la batidora, poco a poco, con algo de agua mineral, se tritura hasta dejar una pasta blanca, finalmente se añade todo el agua mineral y se deja reposar en la nevera unas 2 o 3 horas.

Ahora tenemos que colar la leche de chufas, en un colador grande hay que poner una gasa o tela fina que nos ayude a no dejar pasar ninguna partícula de los tubérculos, poco a poco vamos prensando la gasa para extraer el máximo posible de líquido.

Ya tenemos la horchata, ahora sólo falta dejarlo en la nevera para que tome un buen punto de frío. Consumir en 2-3 días máximo para que no se eche a perder.

Por cierto, en Valencia es típico tomarla con Fartons, ¿Los veis en las fotos? Pues la semana que viene os traigo la receta para que lo toméis junto.


 







Fuente de información: valenciabonita.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario