jueves, 15 de junio de 2017

Cuajada de Piña







Ya llegó la época de postres fáciles y sin horno, para evitar más calor del que ahora ya estamos pasando en junio. A todo el mundo le apetece algo fresquito y no complicarse mucho en la cocina.

Un dulce de piña en almíbar y cuajada es la idea que os presento hoy como alternativa a los helados.

Cuajada de Piña

Ingredientes 


  • 400 ml. de leche condensada
  • 400 ml. de nata para montar
  • 420 gr. de piña en almíbar escurrida
  • 250 ml. de almíbar
  • 2 sobres de cuajada
  • 75 gr. Galletas saladas (al gusto)

Elaboración

Su preparación es rápida y sencilla, ponemos la leche condensada, la nata, el almíbar y la piña en una cacerola grande, se pasa todo por la batidora para triturar la fruta e integrar todos los ingredientes, se aparta un poco.

La cacerola se pone a hervir, mientras en la parte que hemos reservado se disuelve los dos sobres de cuajada (sabor lácteo), cuando empiece a hervir lo añadimos, removemos sin parar y así hasta que vuelva  a hervir, entonces lo retiramos de fuego y dejamos que se enfríe un par de minutos.

Las galletas se muelen con las manos, no en trozos muy pequeños y se colocan en la fuente donde se va a enfriar. Ahora vertemos el preparado caliente y removemos para que las galletas se repartan de la manera más igualitaria.

Ahora solo falta que se enfríe y luego tenerlo en la nevera al menos 4 horas más para que tome su textura y esté fresquita cuando se consuma.

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario