jueves, 4 de mayo de 2017

Bizcocho de mantequilla






Siempre he oído que la mejor receta de bizcocho es la que tiene la misma cantidad de harina, de azúcar y de mantequilla; otras veces lo había hecho pero siempre reduciendo a la mitad el azúcar como es mi costumbre, porque no me gustan las cosas demasiado dulces, me gustan con sabor. Pero tanto lo decían y el otro día vi al hijo de Carlos Arguiñano hacerlo que me dije: ¿Por una vez no pasa nada, no? 

Hay que reconocer que la receta sale muy buena, crujiente por fuera y esponjoso por dentro, pero para mi gusto mucho azúcar, bueno para eso están los colores.

El truco de este bizcocho es el aire que lleva en la masa, por ello aconsejo batirlo con las varillas eléctricas, no a mano.
 
Bizcocho de mantequilla

Ingredientes


  • 250 gr. de harina
  • 250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 250 gr. de azúcar blanca
  • 4 huevos
  • ½ sobre de levadura en polvo (4.5 gr. aprox)
  • Ralladura de un limón grande
  • Azúcar glass


Elaboración

La mantequilla tiene que estar a temperatura ambiente, que con las varillas eléctricas tome textura de crema.

En este bizcocho es muy importante el trabajo que se hace con las varillas, el aire que le da a la masa es fundamental para que tenga esa esponjosidad tan característica y suba tanto.

Primero empezamos a batir la mantequilla ella sola, luego le añadimos el azúcar, seguimos batiendo bien.

Iremos añadiendo a la masa uno a uno los huevos, entre ellos siempre dejando un tiempo para batir, cuando vayamos a batir el tercero, le añadimos un par de cucharadas de harina.

Cuando hemos terminado con los huevos, rallamos el limón y se lo incorporamos, por último la levadura y la harina, que no se os olvide cernirla. Para mezclar la harina ya no usamos las varillas, sino una cuchara grande o paleta y hacemos movimientos envolventes como cuando mezclamos una masa con clara montada, no se remueve, porque entonces todo el trabajo realizado para darle aire a la masa se nos perderá.

Con cuidado vertemos en un molde engrasado y enharinado, es una masa bastante espesa, así que os ayudaréis de la paleta para repartir la masa por todo el recipiente, sin prensar la mezcla.

Se cuece con el horno precalentado a 200ºC durante unos 40 minutos, hacerle la prueba del cuchillo para ver si está hecho por dentro, para enfriarlo es mejor que lo saquéis del molde y que se enfríe sobre una rejilla.

Para decorar azúcar glass por encima y listo, un súper bizcocho de mantequilla para la merienda o el desayuno!


 



No hay comentarios:

Publicar un comentario