jueves, 9 de marzo de 2017

Tortas murcianas de naranja



 


Hace ya un tiempo publiqué unas tortas de pascua murcianas y hablé de su textura y sabor, que me recordaba a unos bollos que comprábamos en Mazarrón y que era imposible de encontrar por Madrid. Bueno pues estas tortas, a pesar de no llevar los mismos ingredientes tienen esa textura que me vuelve loca, además de un sabor bien auténtico. 

Estas son las recetas que me gusta descubrir, saborear y luego subir a Los dulces de mi vida, porque son recetas clásicas, que desde la repostería industrial no pueden aproximarse ni a su sabor ni a su calidad, son para hacer en casa. Son los bollos de toda la vida, que siempre nos traen un recuerdo de la infancia, de un verano o de una persona en concreto. Por eso sigo escribiendo cada semana, porque no quiero que se pierdan joyas así.

Tortas murcianas de naranja

Ingredientes

  • ½ kilo de harina de trigo
  • 100 gr. de azúcar
  • 125 ml. de zumo de naranja
  • La ralladura de una naranja grande
  • 125 ml. de aceite suave
  • 2 huevos
  • ½ sobre de levadura (5 gr. aprox.)
  • 1 sobre de armisen (sobre de gaseosa) en su defecto bicarbonato sódico
  • Huevo y azúcar para barnizar

Elaboración

En un bol alto ponemos los huevos, el azúcar y la ralladura de naranja, con las varillas manuales batimos bien hasta que la mezcla esté espumosa; después añadimos el zumo y el aceite, seguimos batiendo.

El sobre de armisen y la mitad del sobre de levadura se incorporan a la harina y finalmente esto se mezcla con el anterior paso.

Ya con la ayuda de las manos trabajamos la masa hasta conseguir que sea elástica y fina, tal vez necesitéis un poco más de harina, en mi caso fue muy poco lo que le añadí después, eso lo tenéis que valorar vosotros.
Tapamos el bol y lo dejamos reposar una hora en un lugar cálido. La masa no subirá pero tomará una textura más burbujeante, por decirlo de alguna manera.

Pasado ese tiempo tomamos porciones de 100-110 gramos y con las manos engrasadas en aceite vamos dando primero la forma de bola y después se aplasta un poco, como veis en la foto.

Se colocan en la bandeja del horno con su papel vegetal, dejando una buena separación entre ellas, porque tiende a expandirse.

Se barnizan con huevo batido y se espolvorea azúcar por encima.

El horno precalentado con calor arriba y abajo a 200ºC aproximadamente 30 minutos, siempre vigilando que no se quemen, por eso cada horno llevará su ritmo.

Dejar enfriar y degustar con un vaso de leche fresca, yo creo que es como mejor se aprecia la textura del bollo, dado en su mayor medida por el armisen junto con la levadura.

Conservar en un recipiente bien hermético porque tienen a endurecerse un poco, pero es normal.


 


















Gracias a Cocina en Familia por tan espectacular receta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada