jueves, 8 de diciembre de 2016

Tarta fría de yogurt y mango





Últimamente en casa disfrutamos mucho con la gelatina, principalmente en postres como el que hoy os traigo u otros que os he ido publicando. La verdad es que tiene muchos beneficios y consigues recetas más sanas y naturales.

El principal componente de la gelatina es el colágeno,  que ayuda a nuestras articulaciones, piel, uñas y cabello, entre otras cualidades. Al no contener colesterol es muy recomendado en dietas para adelgazar, y además refuerza nuestro sistema inmunológico.

De cara a estas Navidades ya estamos barajando recetas, tanto dulces como saladas con este nutritivo ingrediente, poco a poco os iré contando, hasta entonces os dejo con esta fácil receta que combina a la perfección es sabor del yogurt griego con su textura cremosa con el contraste del dulce mango, que casi podríamos decir que es "carne de membrillo", cuanto más dejéis que se caramelice más conseguiréis esta sensación
 
Tarta fría de yogurt y mango

Ingredientes

Para la parte de yougurt

  • 500 ml. de nata para montar
  • 500 ml. de yogurt griego
  • 4 cucharadas de azúcar blanca
  • 10 hojas de gelatina


Para la parte del mango

  • 800 gr. de mango ya pelado y deshuesado
  • 100 ml. de agua
  • 2 cucharadas de azúcar blanca
  • 8 hojas de gelatina


Elaboración

Esta tarta tiene dos momentos de elaboración bien diferenciados, con al menos 12 horas entre ellos.
Parte uno, el preparado de yogurt: en una cacerola se colocan los yogures, la nata y el azúcar,  removemos para que no se pegue al fondo; cuando empiece a hervir echamos la gelatina, previamente hidrata en agua fría. Seguimos removiendo para diluir la gelatina ya con el fuego apagado, para evitar que hierva. Lo dejamos enfriar 10 minutos y lo vertemos en el recipiente que le va a dar la forma. Antes de meterlo en la nevera, esperamos unos 20 minutos para que se vaya enfriando.

Parte dos, el mango: pelamos y deshuesamos los mangos, cuanto más maduros, mejor. Con una batidora los trituramos hasta conseguir un “puré”, añadimos el agua y al azúcar, removiendo para que no se pegue dejamos que cueza unos 20-30 minutos, para caramelizar la fruta, entonces, vertemos la gelatina ya hidratada y seguimos los mismos pasos que con el preparado anterior. Reposar unos 10 minutos y luego verter sobre el yogur y antes de introducirlo en la nevera dejar que se enfríe un poco más.

Ahora toca esperar mínimo otras 5-6 horas para que toda la tarta se cuaje. Llegado el momento, desmoldamos la tarta y podemos decorarla, en mi caso utilicé trocitos de mango deshidratado, pero podéis probar con cualquier otro ingrediente que le vaya bien a la combinación.


 



No hay comentarios:

Publicar un comentario