jueves, 7 de julio de 2016

Dulce frío de naranja






Ya estamos en el verano y con la idea de encender el horno lo menos posible para no subir más la temperatura, os presento esta semana un postre rápido de hacer y bien fresquito.

Se puede hacer con el zumo que se quiera, esta vez lo he preparado de naranja pero también hace unos días lo hice de jugo de frambuesa y estaba también de escándalo.

Es ligero, afrutado y fresquito lo mejor para el verano, ideal para los niños o tercera edad por su textura por lo saludable que es.

Dulce frío de naranja

  • 400 ml de zumo de naranja
  • 400 ml de nata para montar
  • 100 gr. de azúcar blanco
  • 6 hojas de gelatina neutra

Para el caramelo

  • 3 cucharadas de azúcar blanco

Elaboración 

Elegimos un recipiente y preparamos el caramelo en él, ponemos el azúcar y lo llevamos al fuego, para eso tiene que ser una fuente resistente al calor. Cuando esté líquido nos cercioramos bien de que toda la base esté cubierta y se deja enfriar.

En un cazo se coloca el zumo de naranja natural (ya colado), la nata  y el azúcar, lo calentamos y removemos de vez en cuando, mientras hidratamos en agua fría las planchas de gelatina.

Cuando está a punto de hervir le incorporamos la gelatina escurrida y lo removemos para integrar bien. Al fuego lo dejamos unos minutos sin que llegue a hervir y sin parar de remover.

Se vierte sobre el molde preparado y se deja enfriar en la nevera al menos 12 horas para que se cuaje.

Se desmolda en la fuente de presentación y se sirve frío.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario