jueves, 3 de diciembre de 2015

Cestas de hojaldre rápido con chocolate blanco



 

Hace ya unos años probé a preparar un hojaldre casero y la verdad es que dejas de comprar los industriales porque no hay color, pero también es verdad que da mucha pereza preparar esta receta porque son muchas horas de elaboración y de esfuerzo, al final sólo la hacía en las vacaciones de navidad.

Investigando por internet vi que varias personas planteaban una receta más simplificada, a mí en total me llevo 3 horas sin contar el tiempo de horneado, bueno, algo más razonable. Miré en la web “Webos Fritos” que fue de donde saqué la primera receta y Su, así se llama su creadora, también hablaba de esta forma de elaborar el hojaldre, así que me decidí a preparar la suya, ya que con anterioridad había tenido éxito con otras de sus recetas. Sí es verdad que cambié un poco los tiempos de refrigeración, yo lo metí más en congelador para agilizarlo. Lo que le diferencia sobretodo es el paso de meter la mantequilla congelada a trocitos evita que te pegues con la masa y la cruz para envolver la mantequilla… bueno los que habéis hecho la otra receta ya sabéis a que me refiero.

El resultado ha sido espectacular, según han ido pasando los días, los hojaldres estaban en su punto, con mil capas, crujientes y aromáticos. Creo que esta receta sí la voy a preparar más veces, de hecho ésta era una prueba para ver cómo salía, ya que de la misma web que os digo he visto una tarta de manzana que me ha impresionado.

Cestas de hojaldre rápido con chocolate blanco

Ingredientes

Para el hojaldre

  • 200 gr. mantequilla congelada a daditos pequeños
  • 200 gr. harina
  • 90 ml. de agua fría
  • 4 gr. de sal

Para el relleno

  • Chocolate blanco con coco

Para barnizar

  • 1 huevo

Elaboración

En un bol alto se coloca la harina con la sal, la mantequilla ya cortada a daditos pequeños y congelada  y el agua fria. Con una rasqueta o espátula en su defecto hay que intentar mezclar los ingredientes, la idea es mantener la temperatura fría, por eso no se aconseja trabajar  con las manos, lleva un poco de tiempo pero al final se consigue que la masa quede muy menudita; parecida a la textura de la miga de pan. Ahora se coloca encima del papel film y con pocos toques se intenta hacer una bola con la masa y con la ayuda del rodillo se le dan unos pasos para alargar un poco la forma. Se tapa y se lleva por 30 minutos al congelador.

Pasado ese tiempo empezamos con las famosas vueltas del hojaldre, hacemos la 1ª y 2ª vuelta: en la encimera enharinada se estira la masa con el rodillo siempre intentando formar un rectángulo bien alargado, una vez tengamos esta forma se cierra la masa como si fuera un tríptico, las fotos las podéis ver en este otro enlace del hojaldre tradicional. Cuando lo pliegas sobre sí misma, se gira y se vuelve a estirar con el rodillo, así se crean las capas del hojaldre, cuando se vuelve a tener un rectángulo se vuelve a plegar y se lleva al congelador 30 minutos.

Repetimos los pasos con la 3ª y 4ª vuelta y se lleva por 30 minutos a la nevera, siempre tapado. Se hacen la 5ª y 6ª vuelta y se deja reposar 20 minutos en el congelador.

Ya está la masa lista para ser usada, en mi caso hice unos cuadrados donde puse encima los trozos de chocolate blanco, plegue las esquinas como si fuera un pañuelo y lo barnicé con huevo.

En el horno precalentado a 190ºC arriba y abajo estuvieron al menos 30 minutos o más, hasta que vi que estaban bien dorados. Algunos de ellos se abrieron y se tostó el chocolate que llevaba en su interior.

Dejar enfriar para saborear más la textura crujiente y su delicado gusto a mantequilla de estas cestas de chocolate blanco con coco.




No hay comentarios:

Publicar un comentario