jueves, 15 de octubre de 2015

Tarta Buen Día de Manzana




Hoy os presento una tarta de manzana de creación propia, tenía en casa unas cuantas manzanas de nuestra cosecha y tenía que pensar en un dulce con ellas, las grandes tartas como el Apple Pie o la Tarta Tatín ya las había publicado, así que pensamos en mezclar lo mejor de diferentes recetas, nos basamos en la tarta imperial de frambuesa e hicimos los cambios oportunos, así nació esta tarta que a mi me recuerda a la manzana asada y lleva el toque de caramelo de la crema catalana. 

Está deliciosa, pero es mejor consumirla al día siguiente, los ingredientes toman más aroma, la capa de caramelo se recomienda hacerla casi en el momento de comerla, para así disfrutar de su punto crujiente.

Espero que os guste.

Tarta buen día de manzana

Ingredientes
Para la masa

  • 330 gr. de harina de trigo
  • 70 gr. de almendra molida
  • 60 gr. de azúcar blanca
  • 20 ml. de brandy
  • 200 gr. de mantequilla
  • Vainilla en polvo

Para el relleno

  • 750 gr. de manzanas
  • 5 yemas de huevos
  • 1 bote pequeño de leche condensada
  • 1 cucharita de postre de maicena
  • 1 rama de canela
  • 1 piel de limón

Para la cobertura

  • Azúcar blanca


Elaboración 

Lo primero de todo será hacer la compota de manzana, lavamos y descorazonamos la fruta, se parte a trozos grandes y se pone a cocer con 1 litro de agua, la canela y la cáscara de limón, al menos 40 minutos, hasta que las manzanas se deshagan al aplastarlas con la cuchara. Se quita la canela y la cáscara de limón se deja, pero hecha trocitos pequeños.

Se vierte la leche condensada y las yemas de los huevos, se remueve bien, en un poco de agua se diluye la maicena y también se integra en el relleno, que hierva al menos 5 minutos más, entonces se apaga y se deja templar.

Mientras se prepara la masa, se mezclan todos los ingredientes en un bol grande, la mantequilla se puede derretir para ayudar en la integración, es una masa compacta, se envuelve en papel film y se deja reposar al menos 30 minutos en la nevera.

Esta tarta es mejor prepararla con aro de pastelería, para que así la presentación sea más bonita, con la ayuda de un rodillo se hace la base y se pone el aro encima, se termina de colocar los laterales de la tarta cubriendo el aro con la masa, este paso se hace más cómodamente con las manos.

Se vierte el relleno y se lleva al horno precalentado a 190ºC durante 40 minutos con calor arriba y abajo.

Pasado su tiempo de cocción, se deja enfriar y se coloca en el plato de presentación. Se hace la capa de caramelo poco antes de hincarle el diente, para ello usaremos un soplete de cocina, hay que cubrir la tarta de azúcar e ir quemándola poco a poco con la llama. Finalmente se retira el aro y ya tenemos una rica tarta de manzana.

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario