jueves, 1 de octubre de 2015

Galletas de Caramelo y Manzana


Galletas de mantequilla, pastas de té, cookies, diferentes nombres para una misma receta y la peculiaridad de ésta es la preparación del azúcar y la mantequilla que lleva, he usado la técnica de la tarta Tatín: caramelizar el azúcar y derretir en él la mantequilla, dejando unos minutos de hervor.

Por ello toma este tono tostado y su sabor recuerda al caramelo, también le añadí manzana para emular más a la famosa tarta francesa.

No se tarda mucho en prepararlas y el aroma que se queda en casa es embriagador, fusión de dos recetas tradicionales y que siempre triunfan.

Galletas de caramelo y manzana

Ingredientes
  • 250 gr. de mantequilla
  • 140 gr. de azúcar
  • 2 huevos
  • 500 gr. de harina
  • 1 cucharita de las de café, rasa, de bicarbonato
Para el relleno
  • 2 manzanas maduras
  • ½ cuchara de mantequilla
  • 1 cuchara de azúcar
Elaboración

Lo primero de todo es "tatinizar" la mantequilla y el azúcar, para ello caramelizamos el azúcar en una cacerola, cuando está líquido y tiene su color característico lo apartamos del fuego y diluimos en ello la mantequilla a dados y temperatura ambiente, para no enfriar en exceso el caramelo y se que solidifique, cuando estén integrados lo volvemos a poner al fuego para que hierva unos minutos. Retirar y enfriar.

En un recipiente grande colocamos esta mezcla una vez templada y le añadimos los huevos batidos, inmediatamente la harina con el bicarbonato y con la ayuda de una espátula lo mezclamos bien, puede que necesitéis añadir algo más de harina si se os pega en los dedos. Cuando está suelta la masa taparla con papel transparente y dejarla en la nevera mínimo una hora.

Pelamos y partimos en daditos muy pequeños las dos manzanas, en una sartén derretimos la mantequilla y doramos la fruta, ya al final se añade el azúcar para caramelizarlo.

La masa hay que extenderla con la ayuda de un rodillo lo máximo posible, en forma de rectángulo, entonces se reparte encima el relleno de manzana y desde uno de los laterales más largos se enrolla sobre sí misma hasta conseguir una “barra” de masa, con un poco más de azúcar, en este caso puede ser moreno se empana levemente. Con un buen cuchillo de sierra se cortan discos de no más de 2 centímetros y se colocan ya sobre la bandeja de horno y papel vegetal.

El horno debe estar precalentado a 180ºC y estarán dentro 10-12 minutos con calor arriba y abajo, al sacarlas es mejor que se enfríen sobre una rejilla para que no conserven excesiva humedad.

Ideales para la merienda con un vaso de leche o una infusión.
 
 
 

4 comentarios:

  1. Qué maravilla de galletas!!! me llevo unas cuantas para el desayuno

    ResponderEliminar
  2. Deliciosas... Las acabo de hacer y quedaron increíbles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto me alegro Rebeca, pues a disfrutarlas!!!
      Un saludo

      Eliminar