jueves, 25 de junio de 2015

Dumplings




La receta que hoy os traigo es de tradición norteamericana, de la zona del noreste, Pensilvania. Parece ser un dulce típico amish, que suelen tomarlo en el desayuno o como postre. En muchas ocasiones ellos lo acompañan con helado de vainilla, por lo que he visto en las fotos por internet.

Esta información de su procedencia lo descubrí a posteriori de prepararlos, de hecho ni sabía cómo se llamaban, Dumplings. En Pinterest es un postre muy común, muchas fotos enseñan la facilidad de su preparación, cuando la masa es comprada. 

Otra receta más con manzana que siempre está bien probar, se podría hacer un solo apartado de la manzana dentro del mundo de la repostería. La masa que he elaborado fue tomada de la caja de Maicena de la levadura, porque no encontré receta de ella, creo que se adapta muy bien al postre.
 
Dumplings 

Ingredientes 


  • 600 grs. de harina
  • 2 sobres de levadura seca
  • 200 ml. de aceite suave
  • 200 ml. agua tibia
  • 1 pizca de sal
  • 5 gr. de azúcar vainillada
  • 4 manzanas maduras
  • 1 cucharada de canela

Para el almíbar

  • 1300 ml. de agua
  • 150 gr. azúcar
  • Las cáscaras de las manzanas
  • Cáscara de un limón


Elaboración 

En un bol grande vertemos la sal, la harina, la vainilla y la levadura seca, mezclamos con el agua tibia hasta homogeneizar los ingredientes, ahora se añade el aceite, se trabaja bien sobre la mesa, al menos 10-15 minutos de amasado. La masa irá cambiando de textura y elasticidad. La dejamos reposar hasta que duplique el volumen en un lugar cálido y tapada con un paño.

Se pelan las manzanas se parten en cuatro gajos y luego ellos por la mitad, así de cada manzana salen 8 dumpligs.

En un cazo se coloca el agua, el azúcar  y las cáscaras de las manzanas y el limón, se lleva a ebullición y tiene que cocer al menos 40 minutos, hasta que reduzca el almíbar.

Pasado ese tiempo, con la ayuda de un rodillo se estiran pequeñas porciones de masa, tamaño empanadilla grande, se toma el trozo de manzana se pasa uno de sus lados por la canela, se coloca en medio de la masa y se cubre dándole forma de bola, si en la base se acumula mucha masa de un pellizco retirar para que por todos los lados tenga la misma cantidad. En una fuente de horno engrasada se van colocando todos los que entren, yo usé una fuente grande y una pequeña.

Cuando estén todos hechos se vierte por encima el almíbar, puede estar todavía un poco caliente, y se lleva al horno precalentado durante 40 minutos a 200ºC. con calor arriba y abajo para que se doren bien.

Se dejan enfriar para degustarlos, si os habéis fijado todo el azúcar va en el almíbar, por eso notareis que es un postre sosito, pero de aroma y sabor muy agradables.


 


3 comentarios: