jueves, 14 de mayo de 2015

Brioche Caliente con Piña Asada



 

Hace ya unos meses en una revista de cocina hablaban del famoso y caro restaurante Heston Blumenthal de Londres y remarcaban su exquisito postre Tipsy Cake.

Bueno pues este finde ni fui a Londres ni comí en el restaurante pero hice una versión libre de su postre. Hay que decir que la mezcla de sabores es muy acertada, tal vez de postre es un poco contundente, mejor para una merienda. 

No es una receta dulce, ya sabéis que la repostería inglesa se caracteriza por sabores más ácidos: lemon curd, tartas de frutos rojos… a mí personalmente me gusta porque así el protagonismo no es sólo del azúcar, sino que cada ingrediente aporta su parte.

Para hacer el brioche he mezclado la receta de los 80 golpes con la receta normal de este bollo francés, por cierto si os fijáis no lleva mantequilla y de aceite he usado muy poco, pues cuando está en el horno y luego cuando lo comes ni percibes su falta.

Brioche caliente con Piña Asada
 
Ingredientes

Para el Brioche

  • 500 gr. de harina de fuerza
  • 50 gr. de levadura fresca
  • 90 gr. de azúcar blanca
  • 1 huevo
  • 250 ml. de leche entera
  • 10 ml. de aceite de oliva


Para el almíbar

  • 50 ml. de zumo natural de piña
  • 100 gr. de azúcar
  • 30 ml. de brandy


Para la piña asada

  • Piña fresca
  • Azúcar blanca


Elaboración

Para hacer el brioche, se templa la leche ,se diluye la levadura y se deja reposar tapado y dentro de otro recipiente mayor con agua caliente, así aceleramos la fermentación, durante 10 minutos.


En un recipiente grande se coloca la harina y el azúcar, por otro lado se bate el huevo con el aceite de oliva. Ahora unimos las tres mezclas y con las manos se amasa hasta conseguir una textura homogénea. Tal vez necesitéis un poco más de harina para trabajarla mejor, no hay problema en añadirla.

Ahora le damos alrededor de 80 golpes contra la mesa de trabajo, veréis que su textura se va modificando. Colocáis la masa en un recipiente tapada con un paño y se coloca al menos 1 hora en un lugar cálido y sin corrientes.

Mientras partís la piña y la colocáis en una bandeja de horno, espolvoreáis de azúcar por encima y al horno mínimo 1 hora a 200ºC hasta que se dore bien.

Con el zumo de la piña hacéis un almíbar, lo ponéis en un cazo con el azúcar, sin remover, cocer cinco minutos, apagar el fuego y añadir el brandy, dejar enfriar y reservar.

 Después del primer reposo de la masa, se le saca el aire y ya en el recipiente de hornear engrasado, hacéis unas pequeñas bolas de masa, luego ellas se encargarán de levar. Se deja reposar otra media hora de la misma manera.

Ya sólo falta pincelarlo un poco con el almíbar preparado y hornearlo 30 minutos a 200ºC con el calor arriba y abajo para que se dore. Cuando salga del horno podéis volver a barnizarlo o dejarlo para la presentación.

Se corta aún caliente un poco de brioche, se baña con el almíbar y se acompaña de la piña asada. Toda una delicatesen.


 


No hay comentarios:

Publicar un comentario