jueves, 26 de marzo de 2015

Mohn Kaese Kuchen o Tarta Alemana de Queso y Semillas de Amapola





Todo un descubrimiento la tarta de hoy, de tradición germana y cuyo ingrediente principal son las semillas de amapola. En España es relativamente reciente su popularización y es ideal para decorar ciertos dulces o pan.

Lo que nunca me hubiera imaginado es que fuera el ingrediente principal de una postre, de hecho si investigáis por Internet esta tarta suele llevar el triple de lo que le he puesto esta vez.

Yo creo que para empezar esta proporción es buena, me sorprendió descubrir su sabor, es curioso que sea típico de un país y en otro ni se conozca. 

Espero que os guste tanto como a nosotros.

Mohn Kaese Kuchen o Tarta Alemana de Queso y Semillas de Amapola

Ingredientes
Para la base
  • 150 gr. harina
  • 15 gr. azúcar blanca
  • 1 pizca de sal y otra de vainilla
  • 75 gr. mantequilla fría
  • 1 huevo
Para el relleno
  • Semillas de amapola
  • 2 huevos
  • 500 gr. queso quark
  • 1 sobre de preparado de natillas
  • 100 gr. de azúcar

Elaboración
Primero se hace la masa, se vierten todos los ingredientes menos la mantequilla y se mezclan, por último con ayuda de las manos se trabaja y se integra ésta última a daditos pequeños. Cuando la masa sea manejable se hace una bola y tapada se deja 30 minutos en la nevera.

Pasado ese tiempo se estira con un rodillo y se forra el molde con ello. Se vierten las semillas, yo cubrí la base con una altura de un centímetro aproximadamente, pero esto va en gustos. Por cierto, conviene hidratar las semillas con un poco de agua con zumo de limón o licor, un ratito antes.

Ahora toca el relleno, se separan las yemas de las claras y las primeras se mezclan con el queso escurrido al menos 12 horas, el sobre de preparado y el azúcar.

Por otro lado se montan las claras a punto de nieve y cuando estén listas se incorporan al resto con movimientos envolventes. Se cubre la tarta y al horno precalentado durante 50 minutos a 180ºC con calor abajo y los últimos 15 minutos también arriba.

Cuando salga del horno parecerá un soufflé, pero pronto baja de volumen, se deja enfriar y se desmolda para que no retenga mucha humedad.


 
















Gracias a “Enmienredadera” por la receta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario