jueves, 12 de febrero de 2015

Orejas de Carnaval al estilo Canario




Entramos de lleno en los Carnavales 2015 y dentro de la geografía española uno de los más importantes es el de las Islas Canarias, por su vistosidad y ritmo, así que la receta de esta semana viene directamente desde allí.

Adaptada y tomada  y de blog “Huele Bien” donde remarca que es una receta familiar, justo las que me gustan jejeje, desde aquí gracias por compartirla.

Este dulce es 100% casero, natural y donde el aspecto no es lo importante, sino su sabor, con el toque de canela y plátano es un postre muy suyo que ahora podemos compartir. Las orejas son típicas de esta fiesta y dependiendo la zona llevan unos ingredientes u otros, si me lancé a realizar estas orejas  canarias es por uno de sus ingredientes: la calabaza, me encanta su sabor dentro de la repostería.  Disfruto mucho realizando y probando postres que incluyen algún ingrediente que es más típico de los platos salados, por ejemplo un tatín de berenjenas o una confitura de tomate y chile. El contraste de sabores es esencial cuando cocino en casa.

Espero que disfrutéis de las orejas y de los Carnavales, estéis en Canarias o en cualquier otro lugar.

 
Orejas de Carnaval al estilo Canario

Ingredientes

  • ½ kg. de calabaza pelada
  • 1 huevo
  • 60 gr. de azúcar blanco
  • 1 plátano mediano ya maduro
  • 110 gr. de harina de trigo
  • ½ cucharita de las de moka de levadura en polvo
  • Pasas al gusto
  • 1 cucharita de las de moka de canela molida
  • 1 clavo de olor machacado
  • 40 ml. de Brandy o Ron
  • Ralladura de un limón
  • Aceite de oliva suave para freír


Elaboración

Ponemos durante 10-15 minutos la calabaza ya pelada y troceada al vapor, cuando está en su punto dejamos enfriar.

Pasado ese tiempo se coloca en un bol con el huevo ligeramente batido, el azúcar, la ralladura de limón, plátano, el clavo, la canela y el brandy;  machacamos todo, sobre todo incidiendo en la calabaza y el plátano para dejarlo hecho puré, debe quedar una pasta homogénea y un poco grumosa. Ahora añadimos la harina con la levadura y se bate bien para integrar, por último las pasas.

En un sartén ponemos abundante aceite y cuando esté caliente vamos vertiendo un poco de masa con la ayuda de una cuchara sopera, de ahí el tamaño y forma similar a una oreja. Se fríe por los dos lados hasta que esté bien dorado, cuando se saquen del aceite se ponen sobre papel absorbente para retirar el exceso de grasa. 

Listos para ser degustados!!!


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario