jueves, 4 de septiembre de 2014

Rolls de Canela al estilo de Islandia



 


Ya llegó Septiembre y la vuelta a la rutina, las vacaciones han terminado pero no sin dejar un muy buen sabor de boca. Para rememorar el destino elegido, Islandia, que mejor que traer una receta tradicional de allí, los rolls de canela, pero esta vez la masa es de pasta no fermentada, todo un descubrimiento.

No podría decir que me ha gustado más del viaje:  los glaciares, los volcanes, las playas negras, la compañía, la música, la gastronomía… podría pasarme horas hablando de lo mucho que lo he disfrutado y he aprendido de los islandeses, educados por la calle, en el coche y sobretodo con la naturaleza, qué limpieza y qué conexión con el medio. Tengo que declararlo: vengo enamorada del país, ¿Dónde hay que firmar para ser islandesa?

Algunas de las miles bellezas de la isla.


Otro aspecto que me ha impresionado mucho, está relacionado con la alimentación, es la calidad de los productos, la leche es fresca de verdad, a poco que te despistes se agría al calentarla (como cuando mi madre era niña, que aún lo recuerda), los alimentos envasados tienen poca fecha para su caducidad, el pan y todas sus variedades y sobretodo, los dulces no están hiperdulces como últimamente me encuentro en España. Siempre que hago una receta de un libro le quito la mitad del azúcar y está riquísimo y en cambio con las recetas de allí puedes echar lo que te piden que no estará empalagoso, y lo digo porque la publicación que hoy presento es de un libro de cocina tradicional islandés y no hace falta eliminar cantidad alguna.

Por pueblo que he ido tarta o dulce que he probado, mucha fruta, canela, frutos secos.. y entre ellos los rolls de canela. 

Diferentes postres que he ido degustando.

Siempre que viaje al extranjero me encanta ir a sus supermercados y descubrir nuevos productos y probarlos!!!

Algunos productos de supermercado.


Como véis otra novedad es la imagen del blog… ahora con dominio propio!!! Todavía estamos de reformas así que en unos días ya pondremos los detalles que faltan en esta transformación.
Bueno, con renovación por dentro con el viaje y renovación por fuera con la web este septiembre promete ser un mes de sorpresas y avances.

Espero que las vacaciones hayan sido gratificantes y volváis a la rutina con una gran sonrisa, porque realmente no importa donde estés importa la actitud con la que estés y recordando siempre que con la mente y el corazón se puede viajar a cualquier lugar, yo ahora mismo en Iceland!!!

Rolls de Canela al estilo de Islandia
 

Ingredientes

  • 330 grs. de harina de trigo
  • 1 cucharadita de las de café de levadura en polvo
  • ½ cucharadita de las de café de bicarbonato sódico
  • 110 grs. de azúcar blanca
  • 110 grs. de mantequilla  
  • 40 grs. de mantequilla (para el relleno)
  • 2 huevos
  • 1 cucharita de postre de canela


 

Elaboración

Lo primero será mezclar la harina con la levadura en polvo y el bicarbonato, añadimos 75 grs. del total del azúcar y removemos. La mantequilla será el siguiente ingrediente a incorporar, fría, se corta en cubitos y se mezcla con los dedos, debe quedar una masa desmigada y seca.

Entonces añadimos los huevos ligeramente batidos y seguimos amasando, ahora ya tendrá una textura compacta y manejable, la trabajamos durante unos minutos y se tapa con papel transparente, se lleva a la nevera por veinte minutos. 

Se precalienta el horno a 180ºC y con la masa, ayudados por un rodillo, hacemos un rectángulo de unos 25x45 cm aprox, recomiendo que lo hagáis sobre el papel de horno, éste os ayudará a enrollarlo más tarde.
Usamos  un pincel para cubrir el rectángulo con los 40 grs. de mantequilla derretida y con la mano espolvoreamos el azúcar y la canela, puede que os sobre relleno, no hace falta ponerle en exceso sólo queremos un aroma no el protagonismo completo.



Con la ayuda del papel enrollamos la masa sobre sí misma, consiguiendo así una barra de unos 45 cm.  de largo. Para cortar los rolls usaremos un cuchillo de buen filo e iremos cortado “rodajas” no más anchas que un dedo meñique, se colocan sobre el papel vegetal con separación entre ellas, porque al calor crecen.
Se introducen al horno a 180ºC con el calor arriba y abajo durante 20-25 minutos, son pastas poco doradas, como se ven en la foto. Cuando están cocidas se sacan del horno y se dejan enfriar sobre una rejilla para quitar la humedad excesiva.

Destacar de las fotos la taza de ceramica islandesa con motivo de caballo autóctono y salvaje, como los que nos cruzaron la carretera cuando conducía hacia Geyser. Sólo puedes parar el coche y extasiarte mientras pasa la manada y te preguntas si esto es real.

¡Que os aprovechen!





Receta original de Nanna Rögnvaldardóttir, libro: "Iceland Food and Cookery".

2 comentarios:


  1. humm, tienen una pinta estupenda, eres maravillosa Aida,gracias por estar ahí,por tus recetas por tus comentarios y por todo el cariño que pones en cada cosa que haces. !!! MIL GRACIAS ¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ángela, muchas gracias por pasar por aquí y dejar tu comentario, siempre es un placer leer palabras así!!! Por aqui nos vemos.
      Un dulce saludo!!!

      Eliminar