jueves, 10 de abril de 2014

Bollitos de Cabello de Ángel


Aquí estamos de nuevo con otra receta de Xavier Barriga, a este paso me voy hacer fan total de su libro, lo que más me gusta es que es profesional pero no lo hace difícil, sólo se necesita tiempo y buenos ingredientes.

Además de esta receta lo que destaco es su diseño, muy sencillo de hacer y supervistoso, de hecho lo he pensado ya para otras recetas.

Ya a las puertas de la Semana Santa con sus dulces típicos quiero presentar este bollo que tiene como ingrediente principal el cabello de ángel o dulce de calabaza, como se denomina en algunos lugares. Este es un producto de pastelería tradicional y costumbrista, así que también encaja en esta época de torrijas, monas y arroz con leche.

No es la primera vez que  lo utilizo, de hecho la primera receta de este blog: cortadillos de cidra lo llevan y también la bayonesa, justo dos recetas que tengo muy asociadas a mi padre, pufff seguro que esta receta también le encantaría, me le imagino comiéndoselos “doblaos” con un vaso de leche fresquita. Así es como te gusta recordar a tus seres queridos: disfrutando de la vida!!!


Bollitos de Cabello de Ángel

Ingredientes
  • 500 gr. de harina de fuerza
  • 10 gr.  de sal
  • 100  gr. de azúcar blanca
  • 3 huevos
  • 100 gr. de mantequilla
  • 40 gr. de levadura
  • 130  gr. de agua
  • Ralladura de ½ limón
  • Ralladura de ½ naranja
  • 1 bote de cabello de ángel
  • 1 huevo (para barnizar)

Elaboración

Se mezclan en un bol la harina, la sal, el azúcar, los huevos batidos, las ralladuras y la mitad del agua, preferiblemente con una amasadora, porque al principio cuesta, pero con las manos también se puede hacer. A la mitad del amasado se incorpora la mantequilla fría. Se sigue amasando y ya cuando la masa es blanda se incorpora la levadura disuelta en el resto de agua semi templada.





 La masa tiene que quedar suelta y elástica, ahora se coloca en la fuente engrasada en con un poco de aceite y se deja una hora reposar en la nevera.

Pasado ese tiempo se le saca el aire y se divide en porciones  del tamaño de una mandarina y se vuelve a dejar que repose durante 30 minutos en la nevera.

Pasado ese tiempo se estira la masa creando un óvalo de unos 15 centímetros de largo, como veis en la foto se coloca a un lado un poco de relleno y justo en el lado contrario se le practican unos cortes que será lo que le dé la forma. Se enrolla sobre sí mismo en dirección a esos cortes y se sellan con los dedos los extremos para que el relleno no se salga.

Se colocan sobre la bandeja con el papel vegetal de hornear, se pincelan con el huevo y se dejan fermentar otra hora y media. Se precalienta el horno y cuando ha pasado este último periodo de reposo, se vuelve a barnizar y se introducen al horno a  220ºC durante 8 minutos, el tiempo justo para que se doren  y se hagan por dentro.

Ya sólo queda enfriar y degustar.



5 comentarios:

  1. uauu que delicia y mas a estas horas de la mañana y uno sin desayunar, me llevo la receta con tu permiso

    ResponderEliminar
  2. Que rico tiene que estar este bollito, me llevo unos cuantos para merendar jajaja...
    BesaZos.

    ResponderEliminar
  3. Que buena pinta tiene estos bollitos :)

    ResponderEliminar
  4. Que delicia, muchas gracias por compartir esta dulzura con nosotros.:-))

    ResponderEliminar