jueves, 27 de febrero de 2014

Tarta Escandinava de Manzana





Ya se nos va acabando febrero, un mes muy internacional en cuanto a las recetas que han pasado por el blog como habéis podido comprobar, empezamos en la zona de Austria y Alemania con el Apfelstrudel, saltamos a EEUU para probar los Bagels y de ahí al oriente a tomar un buen Chai Latte, pues ahora volvemos a Europa para degustar otro dulce donde el protagonista es la manzana. Esta vez viajamos hasta Escandinavia, esa región que está muy al norte y comprende los países de Noruega, Suecia y Dinamarca. 


Hay muchos postres donde la manzana juega un papel importante, protagonista y lo hace con razón, es un ingrediente que se entrelaza de maravilla con el resto, proporciona tanta jugosidad y aroma que es normal que por cada país haya una tarta típica de manzana y casi tendría que haber también una por cada ciudad!!!


Si tuviera que hacer un top ten de las tartas de manzana… para mi gusto estaría por debajo del Apple pie y por encima del Apfelstrudel, ah!!!!  Sin olvidarnos de la Tatin que anda riñendo por el primer puesto.


De esta tarta….REPITO!!!!


Tarta Escandinava de Manzana


  • 1 kg. de manzanas golden
  • 3 cucharadas de harina
  • 140 gr. azúcar blanca
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo
  • 1 cucharita de las del café de vainilla en polvo
  • 200gr. de nata de cocina

Para el crumble

  • 80 gr. de harina
  • 90 gr. de mantequilla fría
  • 35 gr. de azúcar moreno
  • 1 cucharita de las de café de canela en polvo


Elaboración

Mezclar en un bol grande la harina, el azúcar y la sal. Lavar, pelar, descorazonar y picar en trozos pequeños las manzanas, agregarlas al bol donde están los otros ingredientes y remover. En un plato aparte se bate el huevo con la vainilla, cuando está en su punto añadir a la mezcla anterior y volver a remover, por último añadir la nata e integrar al resto de ingredientes.

Con un poco de mantequilla engrasar el molde donde se vaya a hornear, acto seguido colocar el relleno que hemos hecho y llevarlo al horno (previamente precalentado) durante 40 minutos a 180ºC con el calor abajo y los últimos 15 minutos también arriba.

Mientras se cuece la tarta hacemos el crumble, se trocea la mantequilla fría en dados finos y se mezcla con la harina,  tenemos que conseguir una textura de miga suelta, ahora añadir el azúcar y la canela y seguir amasando, si os saliera una masa compacta no pasa nada, luego en el horno tomará su punto crujiente. Pasados los 40 minutos de cocción, sacamos la tarta, lo cubrimos con el crumble y ahora lo volvemos a meter en el horno por 15 minutos más o hasta que veáis que se ha hecho una costra dorada.

Dejar enfriar para consumir, de hecho si la hacéis de un día para otro tomará más sabor. 






1 comentario:

  1. Que rica, esta me la llevo, no se cuando la haré jajaja, pero la haré.
    BesaZos.

    ResponderEliminar