jueves, 16 de enero de 2014

Tortilla de Plátano




Ya en varias ocasiones os he presentado recetas de postres que en mi vida han significado mucho, sobretodo dulces de la infancia. La entrada de hoy va por ese camino y con mucho cariño y amor os la presento.
Además es una receta que al llevar ingredientes que se suelen tener siempre en casa os sirviría perfectamente como postre de último momento y puede ser una delicia compartir su elaboración con los más pequeños, para que hagan sus primeros pinitos en la cocina: batir huevos, cortar el plátano... ya que son tareas fáciles.

Cuando era pequeña y mi madre hacía de postre esta tortilla de plátano era toda una fiesta en casa, ya podría ser un menú que te gustara más o menos, pero si sabías cómo ibas acabarlo... relamiéndote por el sabor tan rico de una tortilla dulce que mezclaba el plátano y la canela.
Sé que parece una receta curiosa, no se ven muchas tortillas dulces por aquí, así que ésta es una oportunidad para jugar con la cocina y convertir en dulce lo que suele ser salado. Es una creación de mi madre, allá a finales de los setenta tuvo esta maravillosa idea, que tras haber pasado ya unas décadas por ella sigue tan espectacular.
Hace unas semanas volvió hacerla para enseñármela, era muy gracioso ver como mi hermano y yo mirábamos extasiados, como si de un viaje en el tiempo se tratara y estuviéramos pululando por la cocina mientras ella preparaba la comida; si es verdad que no es con los mismos ojos, pues de pequeña no te paras a analizar la secuencia de pasos.
Eran otros tiempos, pero su sabor se mantiene tan exótico y delicioso como recuerdo. Para mí es muy importante añadir este dulce al recetario de “Los Dulces De Mi Vida”.
Tortilla de Plátano

Ingredientes (para cuatro comensales)

  • 1 cucharada de margarina
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 3 plátanos maduros
  •  4 huevos

Para la decoración

  •  Azúcar blanca
  • Canela en polvo
  • Brandy (si se flambea)

Elaboración
 

Se pelan y cortan a rodajas los plátanos, en una sartén se echa la margarina y se doran los plátanos, cuando están en su punto se retiran del fuego y se vierten en un bol con los huevos, se baten con una tenedor.
Ahora es el paso de cuajar la tortilla, en la misma sartén y con la grasa que han dejado los plátanos se coloca al fuego, cuando está caliente se vierte la mezcla de los huevos y plátanos y se deja que se vaya haciendo a fuego lento, con una cuchara de madera se va moviendo por la superficie, para conseguir que se vaya creando una de las caras de la tortilla y favorecer su cocción, cuando ese lado está formado con un plato o vuelve tortillas se le da la vuelta y dejamos que se cree la otra cara. Una vez cuajada la tortilla se coloca en un plato y se le espolvorea el azúcar y la canela. Está es una receta para tomar recién hecha, calentita.
Para los adultos está la opción de flambearla, para ello  calentáis en un cazo el brandy, a continuación regamos la tortilla y la prendemos fuego, el alcohol arderá y dejará ese aroma tan embriagador, recordar que siempre tenéis que flambear fuera de corrientes de aire y sobretodo de campanas extractoras encendidas, sería todo un riesgo.
Pues nada aquí os dejo otra idea para la merienda o el postre del fin de semana, seguro que os gustará.





2 comentarios:

  1. hay madre mia esta tengo que probarla platano canela en tortilla una delicia bsssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiii Tienes que probarla, que rica y especial que es!!!
      Muaaa

      Eliminar