jueves, 30 de enero de 2014

Napolitanas de Chocolate y Crema Pastelera




Hace unas entradas hablaba sobre el hojaldre y la paciencia en su elaboración, bueno pues hoy os presento la receta que casi acaba con la mía, y lo digo literalmente porque estuve a punto de tirarla a la basura en su última fermentación. Además de ser más merienda que postre me pareció interminable, pero aun así aquí os la pongo porque el resultado es… indescriptible, el hojaldre elevado a la máxima potencia de perfección. Merece la pena hacer todos los pasos si te aseguran que su textura crujiente y vaporosa va a cautivar a todos los comensales.

La receta está sacada del libro de Xavier Barriga llamado “Bollería” son las recetas clásicas que te puedes encontrar en una pastelería, yo sólo digo que si todas las recetas son tan ricas como la de las napolitanas es un libro imprescindible para la biblioteca personal de los amantes de la repostería.

Yo no me declaro muy fan de este bollo, pero claro de probarlo comprado a hacerlo casero hay una diferencia abismal. Puedo decir que es una de las recetas más sabrosas que últimamente he elaborado.
Las napolitanas son un bollo o bien relleno de chocolate o de crema pastelera, también lo he llegado a ver con compota de manzana o salado con jamón york y queso, yo hice de las dos opciones primeras  y  por encima  pueden ir sólo barnizadas, con azúcar glass o almendra fileteada… a vuestro gusto.
Sobre el nombre no os puedo ampliar  más información, sólo que casi en el resto del mundo se le llaman “Pain au chocolat” y parece que tiene un origen francés.

Napolitanas de Chocolate y Crema Pastelera

Ingredientes

  • 500 grs. harina de fuerza
  • 10 grs. sal
  • 40 grs. azúcar
  • 25 grs. mantequilla
  • 250 ml. agua
  • 25 grs. de levadura
  • 280 grs.  mantequilla (para el plegado)

Para barnizar

  • 1 huevo

Para el relleno

Elaboración

Empezamos con la preparación de la masa, juntamos todos los ingredientes secos (menos la levadura y los 280 grs. de mantequilla) en un bol alto, lo podéis amasar a mano o con  una amasadora, al menos unos 10 minutos. Ahora se diluye la levadura en el agua fría y se incorpora; ya toca el primer reposo que será de 30 minutos a temperatura ambiente.

Transcurrido este tiempo se coloca sobre una superficie plana y enharinada, con un rodillo le dais una forma rectangular, lo colocáis en una bandeja y tapado lo dejáis en la nevera al menos 2 horas.

Ya toca integrar la mantequilla y hacer los plegados tan específicos del hojaldre, para ello se crea una plancha con la mantequilla del ancho de vuestro rectángulo de masa, lo colocáis en medio y le superponéis los dos lados de la masa como si fuera un tríptico. Reposo en la nevera de 30 minutos y hacéis la misma operación de plegado pero esta vez dándole un giro a la masa de 90 grados, así se hace las “capas” hojaldradas. Otro reposo de 30 minutos, repetir la operación  y el último reposo de 1 hora.

Ya está fermentada la masa, ahora toca rellenar, si es con chocolate tomar dos filas de la tableta y colocarlas como aparece en las fotografías, con masa en medio para equilibrar con el relleno y si se hace con crema pastelera tener ésta fría y hacerla muy espesa. Colocar sólo en el centro porque con el calor del horno tenderá a ir a los bordes y si no se esparcirá por la bandeja.
Cuando ya están todas con su forma y relleno, barnizar con el huevo, colocarlas tapadas en un lugar cálido para que aumenten de tamaño, volver a barnizar y decorar si queréis con azúcar glass o almendras e introducirlas en el horno. Éste debe estar precalentado y se cocerán a 190ºC unos 14 minutos, con calor arriba y abajo.

Después de tan laborioso proceso sólo queda deleitaros con su sabor, textura, olor… Merece la pena.





2 comentarios:

  1. El hojaldre tiene un pinta espectacular.

    Un besote enorme.

    Con mil sabors

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii una pinta espectacular y riquísimo!!!
      Gracias y muaaa

      Eliminar