jueves, 23 de enero de 2014

Dulce de Madroño


Igual que existe el dulce de membrillo, elaborado a partir del fruto del árbol del mismo nombre, hoy os presento el dulce de madroño y lo llamo así y no confitura o mermelada porque su textura, sabor y color recuerda más a la carne de membrillo que a cualquier otra cosa.

El madroño además de ser un pequeño árbol o arbusto es parte del emblema de la ciudad en la que he nacido y vivo, Madrid. La famosa estatua del Oso y el Madroño  representa las armas heráldicas de la villa, ya que antiguamente era una tierra rica en estos árboles y en osos pardos que acampaban a sus anchas por sierras y campos. Luego llegó el hombre y sus ciudades y todos sabemos como terminó la historia…

Bueno pues por ser un árbol típico de Madrid, ser bonito y dar estos frutos tan ricos y coloridos hace unas semanas hemos adoptado uno!!! La verdad es que ha sido comprado, pero digo adoptado porque siento como si fuera una mascota que ha llegado a nuestras vidas. Así que cada vez que me asomo por la ventana y veo el pequeño madroño lleno de flores…me entra la misma alegría que si tuviera un cachorrillo merodeando en la terraza. Por herencia familiar también he recibido el amor y disfrute por las plantas, para mí son seres vivos que sienten y trasmiten, por eso me gusta rodearme de ellas, además creo que tengo buena mano y sino tendrías que ver mi despacho del trabajo…parece una selva. Me encanta cuidarlas en silencio, despacio y armoniosamente, a veces son la vía de escape en momentos de mucho estrés.

Si conocéis el fruto tiene muchas pequeñas semillitas que si queréis podéis pasar por un pasapurés para eliminarlas, yo no lo hice y de hecho se perciben en las fotografías, es un genial acompañamiento para un queso curado o una tostada con mantequilla.

Dulce de Madroño

Ingredientes

  • ½ kg. de madroños maduros
  • ½ litro de agua
  • 1 vaso de los de agua de azúcar blanca
  • El zumo de un limón

Elaboración

Se toman los frutos bien maduros, se lavan y se colocan  junto con el agua en una cacerola honda, además se añade el azúcar y el zumo de limón.

Se pone al fuego y dejamos que hierva hasta que haya consumido casi toda el agua, removiendo de vez en cuando con una espátula de madera. Mientras aprovechamos a ir triturándolos con dicha espátula cada vez que les damos vuelta, de esta manera es probable que no necesitemos utilizar la batidora. Dando así una mayor belleza al dulce.
Una vez frío ya sólo queda degustarlo.




2 comentarios:

  1. Me encantaría, saber si fuera de España, como por ejemplo Brasil e México, se encuentran los madroño se con que nombres, pues por la foto me recuerda los lichis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Charito, siento decirte que creo que no son la misma fruta, pero no sé en tu país que nombre tienen o si los tenéis, siento no poder ayudarte.
      Un saludo

      Eliminar