jueves, 7 de noviembre de 2013

Gorditos de Anís y Pasas

 

La receta que hoy os presento es una variación de las tortas de aceite tan famosas por la zona de Andalucía, sí,  de torta han pasado a “gorditos” y es que no hemos encontrado mejor forma de llamarlos.
Esta masa es muy fácil de preparar, por mi bagaje repostero he aprendido las diferencias de los dulces tipo bollo en función de la grasa que se use. Por lo general puede ser: mantequilla, manteca y aceite. Cada uno de estos ingredientes aporta una textura y esencia diferente. La más fina, en mi opinión, es la mantequilla, hace que los dulces sean más “europeo” no sabría bien definirlo, me evocan más una reunión de té inglés o un grupo de francesas del siglo XIX. La manteca es más fuerte, su resultado son recetas más llanas, por ejemplo unas perrunillas o mantecados,  tienen esa peculiaridad de dejarte el paladar marcado, cuando se usan buenos ingredientes, por supuesto. Y por último está el aceite, que recuerda más a la manteca, pero es más ligero y pasa más desapercibido dentro del sabor de la receta.  No podría decir cuál de los tres ingredientes prefiero, como he dicho, cada uno de ellos imprime un carácter diferente y eso es lo rico de la repostería.
Bueno, tras mi divagación sobre la mantequilla, la manteca y el aceite sólo deciros que es una receta nueva, no recogida de ningún libro o blog, simplemente hemos dejado volar a nuestra imaginación por el mundo de los sabores.


Gorditos de Anís y Pasas

Ingredientes

  • ½ kg harina de trigo
  • 80 grs azúcar blanca
  • 1 cucharadita de las de moka de canela
  • 2 cucharadita de las de moka de sésamo
  • 2  cucharadita de las de moka de anís grano
  • Piel de una naranja
  • 1 cucharada de anís liquido
  • 150 ml leche
  • 150 ml aceite de oliva suave
  • 1/3 de cucharadita de las de moka de bicarbonato sódico
  • 3 cucharadas de uvas pasas


Elaboración
En una sartén disponemos el aceite con la cáscara de naranja a trocitos, a un fuego medio dejamos que se dore la cáscara dándole de vez en cuando la vuelta para que con el calor desprenda todo su aroma. Por unos instantes lo retiramos del fuego y vertemos las semillas de sésamo y el anís en grano.
Con la cuchara de madera removemos y volvemos a colocarlo al calor, poco a poco las semillas tomaran color, no en exceso, cuando lleven ya un rato así apagamos el fuego y dejamos que se enfríe.
Cuando el aceite está frío, retiramos y tiramos la naranja y le incorporamos el anís líquido, este preparado se vierte sobre una fuente grande donde estarán ya el resto de ingredientes.
Con las manos se amasa y se deja homogéneo, hay que trabajarlo bien para que todas las semillas se repartan por  igual, cuando esté listo se deja reposar unos 15 minutos tapado con un paño.
Sobre una superficie plana y con la ayuda de un rodillo se estira la masa hasta conseguir un grosor 1.5 o 2 centímetros aprox. y con un corta-pastas se hacen las formas del bollito y se colocan en la bandeja del horno, sobre un papel vegetal.
El horno debe estar precalentado con antelación a 200ºC y estarán dentro unos 15-20 minutos con el calor tanto arriba como abajo. No son bollos que se tuesten, sólo toman un ligero color.
Para enfriarlos  lo mejor será colocarlos sobre una rejilla y así eliminarán el exceso de humedad.
Ya sólo queda degustarlo con una infusión o el café del desayuno, hasta la próxima semana!!!



3 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Jijijiji si son muy graciosos y bien ricos!!!
      Saludos!!!

      Eliminar
  2. Ya esta¡¡¡ he hecho tus gorditos, con algunas variaciones, y me han quedado muy ricos, el sabor a naranja es espectacular, lo más curioso¡¡ que los he llamado sin darme cuenta, porque pense que ese era tu nombre, gordillos, y no gorditos como es su nombre...asi se quedarán...gracias por un blog tan maravilloso...

    ResponderEliminar