jueves, 30 de mayo de 2013

Fantasía de Chocolate, Jengibre y Almendra

Tenemos la facultad de mezclar y conseguir sutilezas, aromas y sabores nuevos y esto fue lo que pasó para una tarta de cumpleaños que me fue encargada hace unos meses.

Le pedí a la persona en cuestión los ingredientes que le gustaban y a partir de ahí cree un encargo único y original. Entre sus peticiones quería que hubiera un toque infantil donde aparecieran una casa y mariposas. Desde el principio tuve la imagen clara de cómo decorar la cobertura y los adornos a utilizar, de hecho en la tienda sólo les quedaban mariposas verdes, justo uno de sus colores favoritos, esto me indicaba que todo iba a encajar.

Prefería que fuera de bizcocho, puesto que le recordaba las tartas tradicionales, un relleno a base de mermelada de naranja (su favorita) y con un toque especiado de jengibre; eso fue idea mía, así agregaba un toque exótico puesto que le encanta viajar a lugares del lejano oriente. La cobertura tenía que ser de chocolate, una de las preferencias del encargo. La idea de que la decoración fuera con almendra era fundamental puesto que en todo momento buscábamos ingredientes naturales que combinaran y enriquecieran la tarta.

Su elaboración me llevó toda la mañana, pero la verdad es que lo disfruté muchísimo, sobretodo porque el dibujo hecho a base de almendra picada fue laborioso, con unas pinzas se colocaron uno a uno los trocitos de almendras antes de que se enfriara la cobertura. El resultado fue genial y todos quedaron encantados, sobretodo la cumpleañera.

Fantasía de Chocolate, Jengibre y Almendra

Ingredientes:

Para el bizcocho
  • 320 grs. de harina de trigo
  • 1 cucharadita de las de moka rasa de bicabonato
  • 1 pizca de vainilla en polvo
  • 1 cucharadita de las de moka de ralladura de naranja
  • 4 yemas de huevo
  • 2 huevos completos
  • 115 grs. de mantequilla
  • 230 ml. de leche de vaca
  • 200 grs. azúcar blanca

Para el relleno
  • Un tarro de mermelada de naranja amarga
  • 1 chorro de cointreau
  • 3 o 4 cucharaditas de las de moka de jengibre molido

Para la cobertura
  • 100 ml. de nata líquida
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 175 grs. de chocolate negro para fundir
  • Almendras picadas
Elaboración

En un recipiente se colocan las yemas de los 4 huevos, los 2 huevos completos y el azúcar, con la ayuda de las varillas eléctricas batimos a velocidad baja unos 5 minutos hasta que tenga una consistencia más espesa, reservamos.

Mientras en un cazo calentamos la leche y derretimos en ella la mantequilla, no tiene que llegar a alcanzar mucha temperatura, lo justo para que se disuelva en el líquido.

Por último mezclamos la harina con el bicarbonato, la vainilla y la ralladura de naranja.

Ya tenemos tres grupos de ingredientes mezclados y ahora hay que ir integrándolos todos, con la batidora y sobre la leche (que lleva incorporada la mantequilla) se va vertiendo parte de la mezcla del huevo con el azúcar y parte de la harina. Para que amalgame bien es bueno que vayáis intercalando las mezclas.

Cuando está todo bien batido se vierte sobre un molde engrasado y se mete al horno que está precalentado, unos 20-30 minutos a 180ºC.

Mientras el bizcocho está en el horno preparamos el relleno, en un cazo echamos toda la mermelada, el licor y el jengibre, si vemos que está muy espeso le podemos añadir un poquito de agua. No pongo una cantidad exacta de jengibre porque vosotros veréis si os gusta un sabor suave o con carácter. Se remueve a fuego lento unos 10 minutos hasta que se evapora el alcohol y queda reducido, lo apartáis del fuego para que se vaya reduciendo la temperatura.

Cuando el bizcocho esté listo, lo sacáis del horno y dejáis que se enfríe, pero no excesivamente sobre una rejilla. Con un cuchillo grande hacéis las capas que queráis, dos o tres, yo prefería más capas para poder poner más relleno.

Ahora le toca al turno de la cobertura y para ello os dejo el enlace de la Tarta Sacher porque es el mismo procedimiento e iguales ingredientes.
Ya hemos realizado todos los pasos, sólo nos falta decorar, ahora entra en acción la paciencia y creatividad de cada uno, por lo menos este fue mi caso por la petición de la clienta, poco a poco coloqué la almendra haciendo un dibujo y terminé con el detalle de las mariposas que darían ese toque mágico y colorido. Ya sólo falta que se enfríe y tenemos una tarta de cumpleaños en toda regla!!!


4 comentarios:

  1. Hola! Pasate por mi blog http://ratatouille-maribel.blogspot.com.es/2013/05/5-premio.html que te he dejado una sorpresita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Claro que me paso por allí!!!!
      GRACIAS!!!

      Eliminar
  2. que ricaaaa!! ahiss este chocolate que me tiene a mal traer!! jajajaa muaskkkkkkkk

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaj chica, tu dejate llevar que un poquito nunca viene mal jajajaja
      Muaaaaa

      Eliminar