lunes, 6 de mayo de 2013

Dulce de Leche Casero

¿Cómo puede ser que la leche caramelizada tenga tantos amantes por todo el mundo?

Sí, tiene muchos nombres:  dulce de leche en Argentina, cajeta en México, arequipe en Colombia y antiguamente en España tofe, pero todos ellos tienen en común ese sabor tan adictivo que hace imposible que sólo tomes una cucharadita.

Sólo, en bebida (recodamos el Atole de Cajeta), con unas crepes o de relleno en unas muffins, el dulce de leche es indispensable para la repostería. En mi caso siempre me dejo tentar si hay un dulce de leche cerca, si encima éste es casero... no tengo palabras, me abalanzo sobre él como una leona jejeje.

Para muchas recetas y por falta de tiempo no hay problema en comprar en la tienda uno ya elaborado, pero si tenéis una olla express os recomiendo esta receta para deleitaros con un sabor más artesano.

Esta vez he hecho fotos de la elaboración para que sea más claro los pasos a seguir, son sencillos pero siempre verlo en una fotografía ayuda a hacerse un esquema mental del proceso.

Esta manera de elaborarlo lo he aprendido de mi madre, y a su vez ella lo aprendió de su tía materna, me encanta cuando las recetas pasan de generación en generación, así el alma de las familias viaja a través de los años. ¿Quién sabe qué descendiente mío continuará esta cadena?

Dulce de Leche Casero

Ingredientes
  • 1 lata pequeña de leche condensada

Elaboración

Se toma la lata de metal y se le quita toda etiqueta que tenga de papel o plástico y se reserva.


En la olla a presión se coloca un plato de duralex (de lo que son de cristal que aguantan altas temperaturas) boca abajo y  sobre éste se coloca la lata sin abrir. Se llena de agua hasta cubrir el plato, como se ve en la fotografía y se cierra la olla.

Como en toda receta que se elabora en la olla a presión, primeramente se pone en temperatura  alta, llevándolo a ebullición y cuando vemos que está en ese punto, se baja la temperatura dejándolo una hora de reloj.

Pasado ese tiempo, se apaga el fuego y se deja enfriar, para extraer el dulce de leche lo mejor es que esté bien frío, de hecho yo lo saqué de la lata al día siguiente y estuvo guardado en la nevera mientras tanto.


Cuando lo vamos a extraer se cortan las dos caras de lata con un abrelatas tradicional  y luego con una maza de mortero se empuja por uno de los lados con la tapa todavía delante, como veis en la foto sale como un paté con la forma del recipiente y ya  con la consistencia deseada.

Ahora simplemente tenéis que intentar no coméroslo de una sentada jejejeje.

6 comentarios:

  1. En casa mi abuela la preparaba de forma idéntica, y la utilizaba para rellenar los típicos "robiols" por pascua

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Robiols" mmmm no se que es, pero si está relleno de dulce de leche seguro que está riquísimo!!!! Tienes la receta publicada??? Porque sin dudo lo haría!!!.

      Un saludo

      Eliminar
  2. ¡Todo un clásico!
    Tengo entendido que lo tradicional era hacerlo con leche y azúcar, en cazuela, pero yo también lo he hecho siempre así :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente que el procedimiento sea así, pero bendita olla a presión y latas jejeje.
      Saludos!!!

      Eliminar
  3. En mi blog tienes un regalito para ti, espero que te guste y que vayas a recogerlo, un besote!! adela de
    http://eldulcepaladar.blogspot.com.es/2013/05/mi-cadiz-un-premio.html

    ResponderEliminar