martes, 4 de diciembre de 2012

Tarta Tatín



Sobre esta tarta existen diferentes versiones en relación a su creación, investigando por la red lo más común  es encontrar la historia de unas hermanas francesas, las hermanas Tatín, que regentaban un hotel de igual nombre. Una de ellas por “error”  cocinó más de la cuenta las manzanas y para no desperdiciarlas las cubrieron con una masa y surgió una de las creaciones más famosas a día de hoy de la cocina francesa: La Tarta Tatín.
Son muchas sus variaciones: con pera, plátano, melocotón y hasta mango, pero la genuina hecha a base de manzanas se lleva el mejor premio.

Una de las cosas que más me maravilla de la cocina es crear algo nuevo y sabroso de un “error”, esa es la creatividad en estado puro, la hermana Tatín valoró la opción de desechar las manzanas y no lo hizo, a cambio creó una receta única que la llevaría a la posteridad, al recuerdo, ¿no es mágico? Es un reto tener una serie de ingredientes en la nevera y a partir de ahí “jugar” a mezclarlos y sazonarlos con mucho amor y alegría!!! En nuestra familia es muy habitual crear platos nuevos a partir de alimentos que se quedan un poco “descolgados” en el frigorífico, por eso a veces nos resulta tan difícil repetir una receta, porque nunca más tendremos esa mermelada que compramos un día y no nos gustó o ese plátano bastante pasado que ya nadie se quiere comer, son platos efímeros e irrepetibles, tal vez su sabrosura arraigue de ahí.
Me veo reflejada en las hermanas Tatín que no se quedaron en el error, apostaron por ellas mismas y por crear algo exquisito, si los ingredientes son buenos muy mal se tiene que dar que no esté rico. Jajajajaja a veces pasa, recuerdo que hace unos meses descubrí porqué la gelatina no se disuelve en agua caliente y luego se echa en la mezcla jajajaja no había quien se comiera la tarta!!! Los tropezones de gelatina hacían incomible lo que podría haber sido un manjar, pero por una tarta mala salen 100 bien ricas!!!! Creo que por las estadísticas es necesario seguir creando e inventando a partir de lo que se tiene en casa.
La verdad es que desde la creación de este blog sigo más a rajatabla las recetas y cantidades, pero aún así siempre durante la elaboración de los dulces me entra una vena rebelde, que me hace incorporarle algo nuevo, exótico o simplemente complementario. Todos lo que me conocen lo saben y les encanta porque siempre suelen repetir jejejeje.
Hoy es un día que os digo, más bien os pido, que al preparar la cena o la comida de mañana deis rienda suelta a vuestra creatividad, que todo el mundo la tiene (más o menos escondida) y hagáis un plato más especial, con más consciencia y sentimiento y seguro que todo el mundo quiere repetir!!! Hoy brindo por las hermanas Tatín y su rico y exitoso “error”.
 
Tarta Tatín

Ingredientes:
  • 150 gr. de azúcar moreno
  • 100 gr. de mantequilla
  • El jugo de un limón
  • Manzanas (4 o 5 según su tamaño y del recipiente)
Para la Masa Quebrada:
  • 180 gr. de harina
  • 90 gr. de mantequilla fría
  • 30 cc. agua fría

Elaboración
Lo primero de todo: debéis elegir un recipiente que se pueda poner en la vitrocerámica o gas (según tengáis en la cocina) y que también sirva para el horno. Lo mejor de todo las fuentes de cristal aptas para ambos modos de cocinar.  Primero lo colocamos sobre el gas o vitro con el azúcar, lo convertimos en caramelo a fuego lento, cuando está en su punto se retira de la fuente de calor, se le añade los 100 gr. de mantequilla a daditos y se remueve para que se derrita y mezcle con el caramelo. Las manzanas se pelan y cortan en cuartos, se colocan en la base del recipiente que lleva el caramelo con la mantequilla, intentando cubrir toda la superficie, que no quede ningún espacio libre, ya al final se pueden cortar trocitos pequeños de las manzanas para esos huecos pequeños. A fuego lento se deja al menos una hora, sin remover para evitar descolocar las manzanas, ya que su presentación es al revés (tipo flan) y lo que se ve es la base de la tarta: las manzanas caramelizadas. Durante ese tiempo las manzanas van tomando un color más oscuro y el olor que se desprende es muy reconfortante.
Es la hora de preparar la masa, sobre la harina colocar la mantequilla fría y amasar con la mano para conseguir una textura de miga de pan, poco a poco verter el agua, es el mismo proceso del  "Apple Pie", os dejo el enlace por si no lo recordáis.
Se retiran las manzanas del calor y se cubre con la masa, importante hacerle varias pinchadas con un tenedor para que respiren las manzanas y se lleva al horno, previamente calentado. La tarta estará poco tiempo, unos 15 minutos con fuego arriba y abajo, lo justo para que la masa se cueza y se dore.
Una vez terminada y semifría desmoldar en un plato, a la hora de servir acompañar la tarta con un poco de nata o simplemente degustarla así, recordando y agradeciendo a las hermanas Tatín que no desecharan lo que parecía incomestible.





No hay comentarios:

Publicar un comentario