miércoles, 26 de diciembre de 2012

Budín de Rosas y Requesón

Ayer día de Navidad tuvimos un postre nuevo, la tarde de antes me vino la inspiración, a veces me pasa, como si una voz me dictara al oído una receta y he descubierto que cuanto más caso le hago más recetas vienen a mí.
Nunca había hecho un budín, ni un jarabe y mucho menos de pétalos de rosa, pero de repente me vino una imagen de la receta y lo mejor de todo es que tenía todos los ingredientes en casa, hasta el más especial: pétalos de rosa desecados.
 
Hace unos años mi madre fue al cementerio a visitar a una tía abuela suya, la tía Laura, que por cierto me acabo de enterar que hoy era su cumpleaños, nació en 1900, y a los pies de su tumba en plena sierra madrileña había plantado un rosal. Sus flores eran de color amarillo y su aroma embriagaba a cualquiera, así que mi madre tomó un esqueje y con su gran habilidad para las plantas, tenemos un hermoso rosal en la terraza que muy a menudo nos regala lindas y olorosas rosas amarillas. Una vez que las rosas empiezan a marchitarse, mi madre le quita los pétalos y una vez secos los guarda en un tarro, con esta receta he gastado todos jejejeje así que tendremos que esperar los nuevos regalos del rosal para probar de nuevo este sutil budín con aroma de rosas amarillas.
 
Yo os recomiendo que uséis rosas cultivadas por vosotros mismos, que las compradas en ramos llevan muchos químicos que no queremos que nos arruinen el postre.

Espero que os guste!!!
 
Budín de Rosas y Requesón
 
Ingredientes:
Para el jarabe de rosas
  • 2 vasos de los de agua llenos de pétalos de rosa desecados
  • 1 vaso lleno de agua
  • 1 cucharada  sopera de zumo de limón
  • 3 cucharadas soperas de azúcar moreno (tal vez se necesite más)
Para el caramelo
  • 2 cucharadas soperas de azúcar blanca
  • 2 cucharadas soperas del jarabe de rosas
Para el budín
  • 250 gr. de requesón
  • 3 huevos
  • Todo el jarabe de rosas restante

Elaboración:

Lo primero de todo es hacer el jarabe, yo lo hice el día de antes para que tomara más sabor. En un cazo alto llevar a ebullición el agua con los pétalos de rosa, cuando el agua se va tintando de color echar el azúcar y el zumo de limón. De esta infusión hay que hacer una reducción para dejarlo convertido en un jarabe, así que hervirá mínimo 30 minutos, removiendo de vez en cuando y vigilando su sabor, cuando hayan pasado unos 20 minutos colarlo y retirar los pétalos de la flor. Si está poco dulce añadir más azúcar al brebaje. Poco a poco toma otra textura, como una miel líquida y su color es oscuro, como aparece en las fotos. Cuando está más o menos a 1/3 de lo que era su tamaño apagar el fuego, dejarlo enfriar y reservarlo para el día siguiente.

En la flanera o recipiente donde vayáis a hacer el budín, poner el azúcar y colocarlo al fuego para conseguir el caramelo de tan rico postre. Cuando el azúcar está liquido, verter las dos cucharadas del jarabe de rosas y dejar que hierva durante unos instantes. Retirar el recipiente del fuego y con movimientos suaves moverlo para que el líquido bañe parte de las paredes de la flanera y así repartir el caramelo. Mientras se enfría, en un bol romper y batir un poco los tres huevos, añadirle el requesón y el jarabe de rosas. Con una batidora licuar los ingredientes hasta conseguir que todos estén bien triturados.
Verterlo sobre sobre el molde  caramelizado e introducir al horno precalentado, queda mucho mejor si se hace al baño María, más o menos una hora a 200ºC. Una vez cuajado sacarlo del horno y dejarlo enfriar antes de desmoldar, para servir se recomienda que tenga una temperatura templada para apreciar más el aroma floral!!!

 


 



No hay comentarios:

Publicar un comentario