domingo, 15 de julio de 2012

Leche Merengada

Hola de nuevo, no se como empezar esta entrada, después de tantas semanas sin dar noticias, la verdad es que no se que me ha pasado, sencillamente la gran cantidad de trabajo de estos meses, algunas conversaciones con una amiga blogera y mis emociones han hecho tomarme estas vacaciones sorpresa, pero que no significa que no haya seguido creando en mi cocina, eh??


Pero en esta semana un buen amigo me devolvió parte de la ilusión con la que empecé hace unos meses, la idea de un nuevo encargo me hizo repasar las entradas que había ido haciendo semana a semana  y me sorprendí, como si fuera la primera vez que las veía, reconocí en ese momento lo que había disfrutado y superado haciendo esas recetas y publicándolas. En estas últimas semanas había perdido la magia, el sueño y la emoción. ¿Qué me había pasado? Mucha exigencia para que todo estuviera perfecto, como dijo la autora del blog “Cocina compartida” queremos convertirnos de la noche a la mañana en los mejores cocineros, fotógrafos y escritores..., estas palabras resonaron muy hondo en mí. De repente lo que era una alegría se convirtió en una carga y los sueños no pueden ser cargas, porque entonces pierden su esencia.


Hubo otra circunstancia en esta semana que me reubico, estuve viendo una conferencia sobre la creatividad, la motivación y la superación, según pasaban los minutos estaba deseando llegar a casa y retomar los dulces.  Así que esta semana además de conjunciones de planetas y tormentas solares he vuelto a la pasión y a mi sueño.

Como en verano la mantequilla se derrite y trabajar con el horno encendido da mucho calor, aqui os presento una serie de postres y bebidas que nos ayudaran a refrescarnos en estos días estivales.

Hoy empezamos con la rica Leche Merengada, bebida/postre típico de las tierras españolas, tiene una canción infantil y en todas las heladerías que se precien la tienen entre sus productos. En algunos lugares se presenta más bien líquida como un batido/granizado y por el contrario en otros sitios como un helado, personalmente me gusta su textura intermedia, compacta y según te la vas comiendo se va derritiendo, vamos, que empiezas con un helado y acabas con un batido, jejejeje, ésa es mi preferida.

Tras una tarde calurosa madrileña acabamos en una heladería clásica de la zona de Goya y mientras me tomaba mi “Merengada” del verano, me pregunté y porqué no la hago, no creo que sea difícil no?? Sé que en algunas recetas le incorporan clara de huevo, pero yo me he decantado por una receta más casera y fácil, allá vamos con los dulces sueños!!!



Leche Merengada

Ingredientes:

  • 2 litros de leche
  • 130 gramos de azúcar
  • Cáscara de limón
  • Cáscara de naranja
  • Rama de canela (de buen tamaño)
  • 200 ml de nata líquida para cocinar

Elaboración

En una cacerola de tamaño alto, para evitar estropicios en la cocina cuando la leche pueda llegar a ebullición y derramarse, colocar la leche, la canela, el azúcar y las cáscaras de los frutos. Llevarlo a ebullición y remover para evitar que la leche se salga, cuando esté hirviendo, bajar la temperatura y seguir cociendo unos 15 minutos.

Cuando la leche ya haya tomado sabor por el proceso de cocimiento, retirar del fuego y dejarlo enfriar. Una vez esté casi fría, añadir la nata, remover con la cuchara y esperar a que tome temperatura ambiente.


Ahora llega la segunda parte, conseguir su rica textura, esto nos llevara unas horas, así que si vas a hacer este postre para una merienda o cena, recomiendo elaborar los pasos ya comentados el día anterior (reservandolo en el frigorifico) y por la mañana del día que lo vayas a servir realizar los siguientes.

Una vez fría la leche, colocarla en un recipiente y llevarlo al congelador, básicamente lo que hay que hacer es ir batiendo el preparado durante su congelación para que no se cristalice, más o menos cada hora, hora y media sacar el recipiente y con la batidora, mejor si es de dos varillas,  batir hasta dejarlo espumoso. Esta receta conlleva más horas de preparación, pero el resultado merece la pena.


Para servirlo se pueden hacer unas bolas para cada copa y decorarlo con un poco de canela molida.

 Y ya está lista para entonar esa entrañable canción de la Vaca Lechera!!!

2 comentarios:

  1. Me encanta! y que no lleve huevo mas, ya lo sabes ;)

    Sigue soñando, que yo quiero seguir haciendo estas recetas tan ricas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marina!!! Gracias por tan lindas palabras!!!! Sabes lo más mágico?? Que a la misma hora que me escribías no paraba de acordarme de tí!!!! Estamos todos conectados!!!

      Felices Vacaciones!!!

      Eliminar