domingo, 6 de mayo de 2012

Tarta de Frutos Rojos

Todos venimos de un padre y de una madre, te puedes llevar bien o mal con ellos, que estén cerca o lejos, pero siempre serán tus padres, vienes a través de ellos y son dos seres muy importantes en tu vida.
Por eso hay un día en el año que lo celebramos, ya pasó el día del padre y ahora toca el día de la madre. Es un día en que recapacitas sobre la suerte que tienes y lo celebras en su compañía!!! 

Para mí esta entrada es muy especial, porque claro que se lo dedico a mi MADRE, a esa persona que tanto me enseña y tanto admiro por su fortaleza, ganas de vivir, de aprender y sobretodo por su capacidad de no quejarse, a pesar de que pueda estar cansada o preocupada, siempre tiene una reserva de energía para sus hijos.
Yo siempre digo que cuando una mujer se convierte en madre le dan unos superpoderes, porque siempre puede seguir más, aunque esté agotada siempre continúa; en todo momento saca ese lado de aprendizaje y superación y por todo esto y mucho más es una de las personas más importantes de mi vida.
En estos últimos meses su apoyo y amor han sido únicos e imprescindibles. Gracias por todo mami.

Aquí os presento la tarta del día de la madre sintiéndome como una niña de parvulitos que le muestra lo que le ha preparado en el colegio con gran amor.

Que paséis un buen día todos y todas!!!


Tarta de Frutos Rojos

Ingredientes:

  • 300 gr. de harina
  • 200 gr. de mantequilla
  • 50gr. de azúcar blanca
  • 1 pizca de sal
  • Ralladura de un limón
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de las de postre que mezcle: canela, clavo, pimienta, cardamomo, jengibre y nuez moscada (todo molido)
  • 3 cucharadas de zumo de limon
  • 1 cucharada de ron
  • 500 gr de frutos rojos variados
  • ½ tableta de chocolate blanco

Elaboración:

Se toma la harina (ya tamizada) y se mezcla con la mantequilla que estará a temperatura ambiente, el azúcar, la sal, la ralladura de limón el huevo y las especias. Trabajar la masa hasta que esté homogénea y maleable. Envolverla en papel transparente y colocar una hora en la nevera.
Mientras se rocía a los frutos con el zumo de limón y el ron, para que vaya tomando aroma.
Cuando ya ha pasado el tiempo marcado, sobre una mesa estirarla con la ayuda de un rodillo y colocarla sobre la bandeja del horno. Verter encima los frutos rojos y meter al horno precalentado a 200º C  durante 15 minutos. La masa empezará a tomar una textura de pasta dura, siempre y cuando los frutos no desprendan mucho líquido, si es así, dejarlo un poco más en el horno para ayudar en su evaporación.

Una vez sacada la tarta del horno, dejarla sobre un rejilla para que se enfríe y a la par, derretir al baño María el chocolate blanco y cuando esté líquido decorar la tarta, hay que ser generosos con el chocolate, porque no sólo sirve como decoración, sino que le da un contraste de sabor con los frutos rojos.

Una vez fría colocar sobre el plato de presentación y saborearla con personas muy especiales.



1 comentario:

  1. Y tu hija mia cumples con creces todas las expectativas!!!
    La tarta exquisita, GRACIAS.

    ResponderEliminar