domingo, 27 de mayo de 2012

Tarta de Frutas

Creo que las tartas de fruta son de las más deliciosas, siempre que lleve una buena crema y buena combinación de frutas será un éxito seguro y en este caso lo fue. Era  parte del regalo de cumpleaños de una gran amiga y todos los comensales disfrutamos de ella,  no dejando ni las migas.

Este tipo de tartas parecen sencillas, pero son todo un mundo, de hecho sé que tendré que hacer muchas de éstas hasta encontrar una receta que encaje con mi ideal de tarta de frutas. Con esta receta sale un resultado muy rico, pero necesita retoques que poco a poco iré encontrando.

Aún así es una tarta muy vistosa y sabrosa que aquí os presento, habrá que aprovechar que ahora viene el tiempo de mucha variedad de frutas y colores para evolucionar ;)


Tarta de frutas

Ingredientes:

Masa quebrada:
  • 250 grs. harina
  • 125 grs. mantequilla
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de azúcar blanca
  • 1 pizca de sal

Crema:
  • 6 yemas de huevo
  • 80 grs. azúcar blanca
  • 600 ml. de leche

Cobertura:
  • Frutas de temporada (preferiblemente de diferentes colores)
  • 2 cucharadas de agua
  • El zumo de un limón
  • 1 lámina de gelatina

Elaboración:

Para realizar la masa quebrada, que es la base de la tarta podéis seguir las mismas instrucciones que aparecen en la entrada "Lemon Pie".

Para hacer la crema se baten las yemas con el azúcar y a la par ponemos la leche en un cazo al fuego hasta que llegue a ebullición, cuando se ha enfriado un poco se echa lentamente sobre los huevos sin dejar de batir. Volvemos a colocarlo sobre el fuego y removiendo continuamente hasta que hierva suavemente y vaya tomando consistencia de crema espesa.
Para que la crema tome más cuerpo, dejamos que entibie y luego lo vertemos sobre la masa quebrada, dejando que se enfríe por completo.

Mientras lavamos la fruta, la troceamos y hacemos el barniz. Se coloca en un cazo el agua, el azúcar y el zumo del limón, se calienta sin que llegue a hervir, se retira del fuego y se echa la gelatina. Removemos hasta que quede disuelta y se enfríe, pero no por completo.

Como último paso, colocamos la fruta sobre la tarta, yo opté por combinarlas aleatoriamente, porque así a la hora de comerla, todo el mundo prueba todas las frutas (en mi caso me decanté por uva, kiwi, fresa, piña y plátano), además para cubrirla es más cómodo, porque sólo tienes que ir tapando huecos libres, como un puzzle frutal.

Con un pincel se pinta con el barniz, si la tarta tiene buena consistencia, yo aconsejó poner bastante barniz, que quede una capa transparente, porque así va a proteger más a las frutas contra su oxidación y le dará mayor brillo.

Llevar la tarta a la nevera para que termine de cuajarse el almíbar y servir semifría.




No hay comentarios:

Publicar un comentario