miércoles, 25 de abril de 2012

Pasta Frola

Hace unas semanas me encargaron para un cumpleaños una tarta, la suerte que tengo es que la gente se deja aconsejar y aunque al principio tenía sus dudas, le sugerí esta receta y quedó encantada. Preparé por primera vez una Pasta Frola.

He de decir que llevo toda la vida llamándola Pasta Flora y ahora me entero que es Frola ¿Qué es Frola?
Desde bien pequeña recuerdo ir a comprarla a una rica pastelería argentina que está en la Calle Atocha y en Avenida del Mediterráneo. Qué sabor, esa masa es... me encantaría saber cómo la hacen... Aunque me salió rica, le faltaba ese sabor que está grabado en mi recuerdo y en mis papilas gustativas.

Esta es una receta en la que debo seguir investigando y desde aquí insto a argentinas, argentinos o a cualquier ciudadano del mundo que comparta conmigo esa receta tan especial, tan sabrosa ¿Qué me ha faltado o sobrado para encontrar ese sabor?
Seguiré buscándote Pasta Frola.
 
Pasta Frola

 Ingredientes:
  • 150 gr. de mantequilla
  • 2 huevos
  • 50 grs. de azúcar
  • 400 gr. de harina
  • 1 chorrito de brandy
  • ralladura de un limón
  • ½ kg. de carne de membrillo
  • 1 vaso de vino tinto
 
Elaboración:

En un recipiente añadimos la mantequilla con buena temperatura para trabajarla sin dificultad, la harina, los huevos, la ralladura del limón, el chorrito de brandy y el azúcar.
 
Amasarlo bien con las manos, en este tipo de receta aconsejo tratar la masa con las manos, es algo que por nuestra rutina hemos olvidado, pero es muy importante tomar conciencia durante el amasado de lo que hacemos, por favor no estéis pensando a la vez en el menú de la semana. Estar ahí en la masa, notar cómo los diferentes ingredientes van dejando a un lado su forma y textura para unirse a otros ingredientes y crear algo nuevo. Así es la cocina, con una serie de ingredientes como base, crear algo nuevo y que cuando se coma, se note todavía el carácter de cada uno, por eso abogo por unos dulces que lleven menos azúcar y así dar más protagonismo al resto. De cualquier receta que hago de un libro o de un blog le pongo la mitad de azúcar, tomar un dulce no significa empalagarse.
 
Tras esta conferencia jejejejeje, envolver la masa en papel transparente y dejarla en la nevera mínimo una hora. Mientras preparamos el relleno: en una cacerola colocar la carne de membrillo a daditos. Yo compré directamente ya el dulce de membrillo, me imagino que mejorará mucho con un dulce de membrillo casero, pero como ahora no es época, en los supermercados venden unas ricas bandejas. Además del membrillo añadimos el vino. Aquí la cantidad es difícil de aclarar, he puesto un vaso pero tendréis que echar la cantidad que necesite para conseguir que la carne de membrillo pase a tener un aspecto de mermelada un poco espesa, por eso la cantidad variará. Cuando esté lista, retirarla del fuego, una cosa importante: que no se os enfríe del todo, a mí me ocurrió y tuve que volver a calentarla porque se solidifica, el relleno se coloca  más bien templado en la tarta.

Pasada la hora, sacar la masa y tomar 3/4 de la cantidad total, con un rodillo extenderla hasta llegar al tamaño del recipiente donde se va a hornear (base y borde). Colocar la masa en dicho recipiente y añadirle el relleno de membrillo. Con el cuarto de masa que se reservó anteriormente, se hacen unas tiras que cubran el diámetro de la tarta y se va creando un enrejado. Con huevo batido pintar la reja para abrillantarla.
El horno debe estar precalentado y a una temperatura de 180ºC, creo recordar que estuvo unos 45 minutos. Hay que controlar el tono que va tomando la masa y sacarlo antes de que se tueste demasiado.

Servir fría y con una rica infusión!!!!


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario