lunes, 13 de febrero de 2012

Tarta de Amor

Para celebrar el día del amor (no sólo de los enamorados) os presento una tarta de fresas y nata.

¿Alguien podría decirme lo que es el amor? Creo que no somos capaces de percibir todo  lo que abarca dicho sentimiento.

Amor no es sólo tener una pareja,  un viaje sorpresa, una cena romántica, un abrazo… el amor es más que eso. El amor es cuando te levantas de la cama y te sientes completa, cuando cierras los ojos, respiras profundamente y sonríes para ti, cuando preparas una cena especial donde sólo habrá una comensal… Ese es el amor que se les ha olvidado enseñarnos y a nosotros aprender: el amor a nosotros mismos.

Por eso solteras o casadas, viudas o divorcias, todas las personas tendríamos que celebrar el día del Amor!!!

Para mí,  preparar esta tarta ha sido algo muy especial, en su interior lleva esencia del amor más puro y sincero: el amor a la vida y el amor al amor.

 Por cierto, ha sido mi primer encargo remunerado oficial!!!!

Tarta de amor

Ingredientes:

(Bizcocho)

·           4 vasos de los de vino de harina
·           1 vaso de azúcar moreno, le dará un tono mas tostados
·          2 vasos aceite
·          2 vasos de leche
·          1 pzca de vainilla
·          ½ cucharadita de bicarbonato
·          2 huevos
   --
·          Brandy

(Relleno y cobertura)

·          250 ml. nata para montar
·          3 cucharadas de azúcar blanca
·          500 gr. de fresas

(Almíbar)

·          Zumo 1 limón
·          5 cucharadas de azúcar blanca
·          ½ vaso de agua

 Preparación:

Lo primero de todo es hacer el bizcocho, mezclamos primero los ingredientes sólidos (recordar tamizar la harina, eso hará que eliminemos las impurezas que pueda llevar y le dará una textura más esponjosa),  poco a poco los líquidos. Cuando todo está bien batido lo introducimos al horno precalentado a 180º unos 30-45 minutos, hasta que se vea dorado y al pinchar la masa salga el utensilio utilizado limpio.

Se deja enfriar y se hace un corte horizontal para introducirle el relleno. Truco: yo hice dos bizcochos iguales de menor cantidad y los superpuse uno encima de otro.

Para realizar el relleno, habrá que montar la nata y preparar las fresas. De las fresas hay que elegir cuales irán en el relleno y cuales en la cobertura, las que serán para el relleno se trituran con la batidora y un poco de azúcar, se reserva y montamos la nata.

Es verdad que hay que tener cuidado para montarla, pero no es imposible. Algo muy importante en la cocina es no tener miedo a lo que pueda salir, todo es experimentar, es verdad que a veces no sale a la primera, pero eso no es motivo para no atreverse.

A tener en cuenta para montar nata: que esté bien fría, no hacer toda la cantidad a la vez, porque si se corta habremos desperdiciado mucha nata y algo súper importante: tener unas varillas eléctricas que hagan el trabajo por ti, jejeje…

Desde aquí alabo a esas mujeres, digo mujeres porque antiguamente era raro ver a un hombre en la cocina, que han sido capaces de montar mahonesa, merengue o nata a mano, eso es para quitarse el sombrero y en algún momento lo intentaré, lo prometo, pero ahora disfruto de los adelantos de mi época y uso las varillas eléctricas.

Volvamos a la receta. Empezar a montar la nata y cuando veáis que su textura se vuelve más cremosa añadirle poco a poco (sin parar de batir) el azúcar. Una vez montada, también sin parar de batir añadirle las fresas trituradas. Muy importante, una vez montada la nata no lo batáis mucho que se lía.

Para hacer el almíbar, en un cazo colocar los tres ingredientes y llevar a ebullición, debe cocer a fuego lento unos 15-20 minutos, veréis que poco a poco tomará un color dorado y empezará a ser más espeso. Retirar del fuego y dejarlo enfriar.

Montaje de la tarta:

Tomamos la parte inferior del bizcocho y se emborracha con un poco de brandy, que no se quede humedecido, sólo queremos que tenga aroma. Colocar encima parte de la nata montada con fresas, repartir bien el relleno para que quede lo más igualado posible. Poner la otra parte de bizcocho y cubrir toda la tarta con la nata sobrante.

Las fresas que irán en la parte superior pueden ir troceadas, como se ve en la fotografía o por mitades. En mi opinión de esta manera se cubre mejor toda la parte superior de la tarta y las tonalidades de rojo se entrelazan.

Una vez colocadas pasamos el almíbar por encima con un pincel o cucharita. Por último, limpiar el plato de la presentación que seguro se ha llenado de nata y almíbar, que os conozco.



Feliz día del Amor a todos y que os guste la receta!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario