jueves, 24 de septiembre de 2015

Tarta de Tres Chocolates






Ya por fin he sucumbido a la famosa tarta de tres chocolates, tenía mis reticencias: pensaba que su sabor sería muy contundente y además no soy muy amiga de usar gelatina, por eso no me había planteado prepararla. De sabor hay que reconocer que es intenso, abstenerse los no-amantes del chocolate y al final la he preparado porque encontré una receta que usaba la cuaja en vez de la gelatina; así que como estaba con mono de chocolate, este domingo fue el postre de la comida familiar.


Está buenísima y me divertí mucho preparándola, es muy fácil, apta para principiantes, además toda tu casa toma un aroma a chocolate que es irresistible. Me gustó mucho ir viendo la diferencia de cada chocolate en su olor y sobretodo en su comportamiento, el chocolate negro fue la crema más espesa que empezó a cuajarse casi el en mismo instante en que apague el fuego, el chocolate con leche ya no tenía tanto cuerpo pero aun así era consistente y al final el chocolate blanco, el más graso era como unas natillas líquidas, cada chocolate se comportó de una manera diferente en función de la cantidad de cacao y de grasa que tenía cada uno.

Mi tarta llevaba base de magdalenas, la receta original ponía de galletas y mantequilla, pero mi opinión personal: sin base está exquisita, no necesita complementos, así que no lo voy a poner en la receta.

Se sirve fría y en porciones pequeñas para no saturar, sino degustar.

Tarta de Tres Chocolates

Ingredientes 

Para la base de chocolate negro

  • 200 gr. de nata líquida
  • 200 ml. de leche
  • 150 gr. de chocolate negro de repostería
  • 1 sobre de preparado de cuajada


Para la base de chocolate con leche

  • 200 gr. de nata líquida
  • 200 ml. de leche
  • 150 gr. de chocolate negro de repostería
  • 1 sobre de preparado de cuajada


Para la base de chocolate blanco

  • 200 gr. de nata líquida
  • 200 ml. de leche
  • 150 gr. de chocolate negro de repostería
  • 1 sobre de preparado de cuajada



Elaboración

Este procedimiento se repite tres veces, cada una de las ocasiones con un chocolate distinto.
Se calienta los 200 gr. de nata con 100 ml. de leche y cuando está calentito se derrite el chocolate, con una cuchara de madera integrar bien la mezcla, en los otros 100 ml. de leche que hemos reservado diluimos el sobre de cuajada, cerciorándonos que no quedan grumos.
Cuando el chocolate está bien mezclado, vertemos el preparado de la cuajada y removemos hasta que rompa a hervir, a fuego medio, y una vez que hierva lo tenemos unos 2 minutos al fuego sin parar de remover para evitar que se pegue.

Esta tarta es recomendable hacerla con un aro de pastelería o un molde desmontable, para que luego la presentación sea perfecta. En mi caso puse el aro sobre la fuente de presentación y vertí el preparado de chocolate negro, es ideal empezar por éste, al ser el más espeso no se cuela por el molde. Dejar enfriar al menos una hora.

Repetir la operación con el chocolate con leche y después con el blanco. Cuando esté frío meterlo en la nevera al menos 7 horas o toda la noche, ideal hacerlo un día antes para que las capas estén perfectamente cuajadas.

A disfrutarla fanáticos del chocolate.



 



















Receta tomada y variada de “Directo al paladar”.





jueves, 17 de septiembre de 2015

Flan de Coco y Yogurt





Si queréis un flan cremoso, cremoso, éste puede ser una buena opción, lo digo por la leche condensada y los yogures que lleva, puro lácteo. Pero merece la pena degustar un postre suave, mimoso podría decir, y es que este tipo de dulces siempre te hacen recordar a la calidez del hogar, a las madres y a las abuelas.

Por eso de vez en cuando un flan es una buena opción y encima éste es rápido y fácil, la elaboración como veréis más abajo no lleva más de 10 minutos. Tomé la idea de Divina Cocina en Pinterest y le añadí el coco, estamos últimamente muy tropicales en casa jejeje.

Receta para toda la familia que puede realizarse de un día para otro, para que tome más sabor, más cuerpo y que esté fresquito, que todavía en esta época del año el cuerpo lo pide.

Este flan fue ideal para celebrar un domingo en familia, ya que mi hermano el berlinés nos ha hecho una visita fugaz con motivo de la inaguración de la última exposición de mi otro hermano, siempre entrañable y delicioso.


Flan de Coco y Yogurt

Ingredientes

  • 6 yemas de huevo
  • 400 gr. de leche condensada
  • 4 yogures naturales (1 yogurt =125 gramos)
  • 80 gr. de coco rallado
  • Caramelo para el molde


Elaboración
 
Se ponen todos los ingredientes menos el coco y el caramelo en un bol grande, con la mini-pimer se baten bien. Después añadir el coco y remover con una cuchara.

Caramelizar el molde donde se va a cocer y cuando esté frío el caramelo verter el flan encima, llevarlo al horno precalentado a 250ºC , allí estará al baño maría durante 30 minutos con calor sólo abajo. 

Una vez cuajado, dejar enfriar  al menos 4 horas en la nevera y desmoldar para servir en una fuente de presentación.



jueves, 10 de septiembre de 2015

Tarta de Santiago




Ya tenía ganas de preparar esta mítica receta de nuestra gastronomía y qué mejor día que el domingo pasado. Venían unos amigos mexicanos a comer y quería que probaran un dulce típico de aquí. 

Es verdad que es más autóctono de la zona de Galicia, pero investigando por Internet descubres que los mismos ingredientes se preparan casi de la misma manera en muchas partes del Mediterráneo, por ejemplo en Elche, así que era el dulce perfecto para representar la repostería española.

La receta es increíble, sale perfecta, a todos nos encantó, yo tomé la receta de “javirecetas” que a su vez dice que la tomó del propio B.O.E. (Boletín Oficial del Estado), el único cambio que le hice fue reducirle la cantidad de azúcar y todos opinamos que fue una gran idea. Lo que más me sorprendió es saber que no lleva harina.

La primera referencia que se tiene de un bizcocho de almendra es de 1577, el detalle de la cruz de Santiago como decoración viene de 1924 cuando la pastelería Casa Mora de Santiago de Compostela comenzó a colocarlo en sus tartas.

Tarta de Santiago

Ingredientes 


  • 250 gr. de almendra molida
  • 170 gr. de azúcar blanca
  • 5 huevos
  • ½ cucharita de las de café de canela molida
  • La ralladura de un limón
  • Azúcar glass para decorar


Elaboración

En un recipiente colocar la almendra molida, 100 gramos de azúcar, la canela y la ralladura de limón, remover e incorporar las yemas de los huevos batidas, integrar los ingredientes.

En otro recipiente colocar las claras con 70 gramos de azúcar batir con las varillas eléctricas hasta casi merengue, no queremos que se compacte tanto. Incorporar el resto de ingredientes y con una cuchara y movimientos envolventes mezclarlo todo muy bien.

Forrar con papel vegetal el recipiente que vayáis a usar y verter la mezcla dentro. Llevarlo al horno precalentado a 170ºC durante 40 minutos sólo con calor abajo. La receta original decía 50 minutos, pero mi base ya estaba tostándose cuando apagué el horno. Para saber que está cocida introducir la punta de un cuchillo y que ésta salga limpia.

Dejar enfriar y desmoldar. Para la decoración, justo antes de consumirla, yo tomé una plantilla de internet y la imprimí. Se coloca encima de la tarta y se espolvorea el azúcar glass, luego tener cuidado al retirar la plantilla para que no caiga el azúcar que tiene encima por la tarta, estropeando así el dibujo

Si la hacéis de un día para otro, toma más aroma y sabor, bien tapada para que no se reseque, os la recomiendo, como veis muy fácil de hacer.



jueves, 3 de septiembre de 2015

Cheesecake de plátano





Hola Septiembre, hola a todos y todas, aquí estoy de nuevo tras las siempre reponedoras vacaciones de verano. Qué bien sientan al cuerpo y a la mente, después de ellas las cosas se ven de otra manera.

Este año hemos hecho un viaje por la geografía española, Aragón, Rioja y Cantabria han sido los destinos elegidos y muy acertados, que voy a deciros de la gastronomía de estas tierras… muy buena y en relación a dulces… he probado poca repostería tradicional de la zona, cabe destacar las milhojas de crema y nata en Logroño y como no los sobaos en Cantabria. Por lo demás han sido tartas de queso, arroz con leche, helado… así que esta vez no me he traído ninguna receta en el bolsillo para la nueva temporada, ya irán surgiendo.

El postre que presento hoy delicioso, de hecho volveré a prepararlo, seguro. Es rápido de realizar y muy importante, prepararlo el día de antes de comerlo, para que la crema se cuaje en la nevera y tenga un punto fresquito.

Lo que más me sorprendió fue el aroma a plátano de la crema, cuando éste va debajo y no dentro, en las horas de reposo toma su sabor. La base es la clásica de galleta, pero en mi opinión podría eliminarse, ya que es una tarta muy contundente y sólo con el plátano y la crema estaría perfecto.
Cheesecake de plátano

Ingredientes 

Para la base

  • 240 gr. de galletas molidas
  • 70 gr. de mantequilla


Para la crema

  • 150 gr. de azúcar
  • 40 gr. de harina
  • 1 pizca de sal
  • ½ litro de leche
  • 3 yemas de huevo
  • Vainilla
  • 350 gr. de queso crema


Para el relleno

  • 3 plátanos grandes


Elaboración 

Primero haremos la base de la tarta, se muelen las galletas y se integran con la mantequilla derretida, lo normal es añadir azúcar, pero yo no lo hice porque las galletas ya eran extremadamente dulces para mi gusto. Se coloca la mezcla en el recipiente a hornear, mejor en aro de pastelería, yo no me di cuenta, pero quedará mejor para la presentación.
Tostar en el horno durante 7-8 minutos, para que compacte, dejar enfriar. 

Vamos con la crema, mezclar en una cazuela el azúcar, la harina y la sal, ponerlo al fuego e introducirle poco a poco el ½ litro de leche, sin parar de remover para no crear grumos. Cuando rompa a hervir y tomé una textura de papilla retirar una taza del preparado y mezclar con las yemas que ya estarán batidas. 

Volver a ponerlo en la cazuela con el resto y a fuego medio remover hasta que se integre y vuelva a hervir, añadir entonces la vainilla. Después de 8 minutos removiendo sin parar, apagar.

En un bol batir el queso  para que lleve aire, incorporar la crema y remover bien. Así sola está espectacular.

Sobre la base de la tarta colocar los plátanos a rodajas y sobre éstos la crema de queso. Ya sólo queda dejar que se temple y llevarlo al frigorífico al menos 12 horas.

Si queréis podéis decorarlo con más plátano por encima. Seguro que repetís. 





La receta es de Serena Bakes Simply y encontrada en la Bioguia.