jueves, 25 de junio de 2015

Dumplings




La receta que hoy os traigo es de tradición norteamericana, de la zona del noreste, Pensilvania. Parece ser un dulce típico amish, que suelen tomarlo en el desayuno o como postre. En muchas ocasiones ellos lo acompañan con helado de vainilla, por lo que he visto en las fotos por internet.

Esta información de su procedencia lo descubrí a posteriori de prepararlos, de hecho ni sabía cómo se llamaban, Dumplings. En Pinterest es un postre muy común, muchas fotos enseñan la facilidad de su preparación, cuando la masa es comprada. 

Otra receta más con manzana que siempre está bien probar, se podría hacer un solo apartado de la manzana dentro del mundo de la repostería. La masa que he elaborado fue tomada de la caja de Maicena de la levadura, porque no encontré receta de ella, creo que se adapta muy bien al postre.
 
Dumplings 

Ingredientes 


  • 600 grs. de harina
  • 2 sobres de levadura seca
  • 200 ml. de aceite suave
  • 200 ml. agua tibia
  • 1 pizca de sal
  • 5 gr. de azúcar vainillada
  • 4 manzanas maduras
  • 1 cucharada de canela

Para el almíbar

  • 1300 ml. de agua
  • 150 gr. azúcar
  • Las cáscaras de las manzanas
  • Cáscara de un limón


Elaboración 

En un bol grande vertemos la sal, la harina, la vainilla y la levadura seca, mezclamos con el agua tibia hasta homogeneizar los ingredientes, ahora se añade el aceite, se trabaja bien sobre la mesa, al menos 10-15 minutos de amasado. La masa irá cambiando de textura y elasticidad. La dejamos reposar hasta que duplique el volumen en un lugar cálido y tapada con un paño.

Se pelan las manzanas se parten en cuatro gajos y luego ellos por la mitad, así de cada manzana salen 8 dumpligs.

En un cazo se coloca el agua, el azúcar  y las cáscaras de las manzanas y el limón, se lleva a ebullición y tiene que cocer al menos 40 minutos, hasta que reduzca el almíbar.

Pasado ese tiempo, con la ayuda de un rodillo se estiran pequeñas porciones de masa, tamaño empanadilla grande, se toma el trozo de manzana se pasa uno de sus lados por la canela, se coloca en medio de la masa y se cubre dándole forma de bola, si en la base se acumula mucha masa de un pellizco retirar para que por todos los lados tenga la misma cantidad. En una fuente de horno engrasada se van colocando todos los que entren, yo usé una fuente grande y una pequeña.

Cuando estén todos hechos se vierte por encima el almíbar, puede estar todavía un poco caliente, y se lleva al horno precalentado durante 40 minutos a 200ºC. con calor arriba y abajo para que se doren bien.

Se dejan enfriar para degustarlos, si os habéis fijado todo el azúcar va en el almíbar, por eso notareis que es un postre sosito, pero de aroma y sabor muy agradables.


 


jueves, 18 de junio de 2015

Coca de San Juan





Quedan pocos días para la “Noche de San Juan” festividad que coincide con la celebración de la llegada del periodo estival, del solsticio de verano. En muchas partes de España se celebra y en especial en toda la zona del mediterráneo es típico festejarlo en la playa con hogueras. Como dulce de la fiesta nos encontramos en esta zona geográfica la “Coca de San Juan”.

Nunca lo había elaborado porque de esta receta hay muchas versiones por la red, con crema pastelera, con piñones, con manteca de cerdo… así que decidí crear mi versión, partiendo de unos ingredientes base lo que he hecho ha sido incluir otros que sabía que podían encajar y que en casa nos encanta, por ejemplo el anís en grano.

Para mí desde pequeña, la noche de San Juan ha sido muy mágica, siempre recordaré como mi madre me enseñaba hacer un ritual para la noche con las hierbas aromáticas y flores de su terraza. Ritual que sigo haciendo como guiño a ese dulce recuerdo de la infancia, con el calorcito ya sobre la piel y la emoción de iniciar las vacaciones. 

Coca de San Juan

Ingredientes


  • 300 grs. de harina
  • 1 sobre de levadura seca
  • 100 ml. de aceite suave
  • 100 ml. de agua tibia
  • 1 pizca de sal
  • 5 gr. azúcar vainillada
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de mermelada de albaricoque
  • 2 cucharadas de anís en grano
  • Naranja confitada
  • Guindas 


Elaboración 

En un bol grande vertemos la sal, la harina, la vainilla y la levadura seca, mezclamos con el agua tibia hasta homogeneizar los ingredientes, ahora se añade el aceite y el anís en grano, se trabaja bien sobre la mesa, al menos 10-15 minutos de amasado. La masa irá cambiando de textura y elasticidad. La dejamos reposar hasta que duplique el volumen en un lugar cálido y tapada con un paño.

Pasado ese tiempo, con la ayuda de un rodillo se estira con forma ovalada y se coloca sobre la bandeja y el papel vegetal que se va a utilizar. 

Se diluye la mermelada con un poco de agua y se pincela la torta, se espolvorea el azúcar y se reparte la fruta. Dejamos que vuelva a reposar al menos 10 minutos tapada y luego al horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 20-30 minutos. 

Una vez que salga del horno se deja enfriar sobre una rejilla para que no retenga humedad en exceso.

Lista para devorar, saborear y celebrar la Noche de San Juan.

 

jueves, 11 de junio de 2015

Bizcocho con Piña y Guindas





La entrada de hoy es el segundo intento de esta receta, la suelo ver en muchos blogs y revistas y tenía ganas de probarla. Hace dos domingos la preparé bajo las indicaciones de un video que vi con buen resultado, pero una vocecilla dentro de mi decía ¿Esa masa? En mi opinión eran imposible obtener una buena masa con esas cantidades. El resultado no fue el esperado, en una escala del 1 al 10 se quedaba en un 4.
Así que para no quedarnos con las ganas, lo repetí la semana siguiente, para el cumpleaños de mi madre, iba a ser una comida familiar por lo que quería un sabor exquisito.

Varié la receta a mi gusto, como masa tomé los ingredientes y elaboración de un bizcocho que me enseñó mi madre, yo le incorporé separar las claras de las yemas y montar las primeras a punto de nieve.
El fondo de piña y guindas lo mantuve de las recetas que había visto por internet y me gustaban. 

Para mí el resultado fue de 10. Un bizcocho bien hecho siempre triunfa y si encima lo acompañas de una piña caramelizada con guindas ni te digo.

Fue la mejor tarta para el día cumpleañero.

Bizcocho con Piña y Guindas
 
Ingredientes

Para la cobertura
  • Piña en almíbar para cubrir el molde
  • 40 ml. del zumo de la piña
  • Guindas
  • 70 gr. azúcar blanca

Para el bizcocho
  • 40 ml. de zumo de piña
  • Ralladura de un limón
  • 110 gr. aceite de oliva suave
  • 3 huevos
  • 250 gr. de azúcar
  • 270 gr. de harina
  • 1 cucharadita de las de moka de bicarbonato sódico
  • 112 gr. de leche

Elaboración

Lo primero de todo será hacer el caramelo, para ello usaremos una fuente de cristal Pirex, que pueda ser usada para la vitrocerámica y para el horno; aseguraos bien de ello, porque existe una gama más "baja" que no sirve para vitro. En ella colocamos el azúcar y el zumo de piña indicado para la cobertura. A fuego medio dejamos que se caramelice el azúcar y entonces con ayuda de un paño de cocina movemos el molde para cubrir de caramelo no sólo la base sino también las paredes del molde. Se deja enfriar.

Para hacer el bizcocho se separan las claras de las yemas, se montan a punto de nieve y se reservan. El resto de ingredientes del bizcocho se mezclan con la ayuda de la batidora, cuando esté todo bien homogeneizado se incorporan las claras y se integran con movimientos envolventes.

Para decorar la base de la tarta, habremos tenido escurriendo la piña y las guindas un tiempo antes. Las rodajas de piña se pincelan con un poco de mantequilla por la cara que va a dar con la fuente. La forma de decorar será en función del tamaño del recipiente y de las rodajas, en mi primer intento lo hice con ellas enteras y la segunda vez, que eran más grandes las tuve que cortar.


 












Se termina de decorar con las guindas y se vierte con cuidado de no descolocarlo la masa del bizcocho, se lleva al horno precalentado por 40 minutos a 250ºC con calor casi todo el tiempo sólo abajo.
Pasado el tiempo y después de comprobar que está cuajado con la ayuda de un pincho se saca del horno y cuando esté templado, no antes, se desmolda en un plato grande.

Ya veis el resultado bonita y rica.

 

jueves, 4 de junio de 2015

Tarta de Queso Quark y Pasas


 



Basada en una tarta que no hace mucho preparé, de tradición alemana, donde se acompañaba de una capa de semillas de amapola.
Esta versión es muy sencilla, para principiantes, con pocos ingredientes.

No con mucho tiempo, lo justo para la receta.

Tarta de Queso Quark y Pasas

  • 2 huevos
  • 500 gr. queso quark
  • 1 sobre de preparado de natillas
  • 100 gr. de azúcar
  • Pasas al gusto

Elaboración

Se separan las yemas de las claras y las primeras se mezclan con el queso escurrido al menos 4 horas, el sobre de preparado, las pasas y el azúcar.

Por otro lado se montan las claras a punto de nieve y cuando estén listas se incorporan al resto con movimientos envolventes. Se vierte en una fuente que lleve papel vegetal y se lleva al horno precalentado durante 50 minutos a 180ºC con calor abajo y los últimos 15 minutos también arriba.

Cuando salga del horno parecerá un soufflé, pero pronto baja de volumen, se deja enfriar y se desmolda para que no retenga mucha humedad.