jueves, 26 de febrero de 2015

Pan Brioche de los 80 golpes



 


La receta de hoy es genial para liberar energía, ya que como su nombre dice lleva 80 golpes o más en su elaboración, es la manera de activar a la levadura; impresiona cómo cambia su textura según va siendo golpeada.

Yo la he rellenado esta primera vez de mantequilla y azúcar, pero puede elaborarse de los que se quiera: chocolate, mermelada, canela… y también de salado: queso, jamón… me imagino que seguiré experimentando con ella, seguro que la próxima vez será de cabello de ángel, ya os contaré.

Es una receta que lleva mucha levadura en proporción a la cantidad de masa, me imagino que por eso no hace falta respetar  los tiempos de reposo típicos para que leve. El tiempo que tardé desde que le di los golpes y preparar el relleno hasta estirarla con el rodillo, la masa subía sola en la mesa de la cocina que parecía mentira. Por eso, apuntaros esta receta entre vuestras favoritas para cuando el tiempo vaya contra reloj y no podáis esperar a su fermentación, será ideal.
Pan Brioche de los 80 golpes

Ingredientes
Para la masa

  • 500 gr. de harina de fuerza
  • 75 gr. de levadura fresca
  • 40 gr. de azúcar blanca
  • 10 ml. de aceite de oliva
  • 250 ml. de leche
  • 1 huevo

Para el relleno

  • 150 gr. de mantequilla
  • 180 gr. de azúcar blanca

Elaboración 

Para realizar la masa colocaremos en un bol la harina con el azúcar y reservaremos, en un cazo entibiamos la leche y le añadimos el huevo batido, el aceite y por último la levadura desmigada, remover bien hasta integrar todos los ingredientes. Vertemos este preparado sobre la mezcla anterior de harina y azúcar.

Con las manos trabajamos la masa hasta homogeneizarla, se coloca sobre una superficie enharinada y se integran todos los ingredientes.  

Llegados a este punto vamos a golpear la masa contra la mesa de trabajo, en una serie de 80 golpes, tienen que ser con energía, así que retirar los posibles objetos que se puedan caer, con las dos manos se toma y se lanza contra la superficie; no se tarda mucho, alrededor de un minuto y medio o dos. Según la vais lanzando, ir cambiado la parte de masa que va a impactar contra la mesa, para así repartir el efecto del golpe por toda ella.

Se deja reposar el tiempo que se tarda en derretir un poco la mantequilla y mezclarla con el azúcar, la receta original llevaba más cantidad de mantequilla y azúcar, pero creo que no es necesario tan dulce, con estas cantidades está muy rico.

Con la ayuda de un rodillo tenéis que alisar la masa en forma de rectángulo con un grosor de medio centímetro. Cubrís toda la superficie con el relleno de mantequilla y azúcar y enrolláis sobre sí misma, consiguiendo un churro alargado. Con un cuchillo cortáis rodajas de unos dos/tres centímetros de grosor y se van colocando en una fuente ya engrasada. 

Se introduce al horno precalentado a 170ºC y se cuece durante 30 minutos con calor abajo y los últimos minutos también arriba para que se dore. Se tiene que dejar enfriar para que se potencie más el sabor y el relleno no sea líquido.

 







Gracias a la cocina de Vero por la receta


jueves, 19 de febrero de 2015

Tarta Mágica de Chocolate



 


Hace unos meses publiqué esta misma receta sin el toque de chocolate, pero como no paro de encontrármelo en las redes sociales con este ingrediente tan goloso… he caído en la tentación y este fin de semana la preparé… si normal está buena no os digo cómo está con chocolate. Suave de sabor, muy aromática y bonita por sus capas ¿Qué más se puede pedir?

Receta que me sigue alucinando por su resultado, muy fácil de hacer y todo el mundo se queda sorprendido cuando descubren el procedimiento. Os invito a prepararla de una u otra forma.

Tarta Mágica de Chocolate

Ingredientes

  • 500 ml. de leche tibia
  • 4 huevos a temperatura ambiente
  • 125 grs. de mantequilla
  • 100 grs. de azúcar blanca
  • 6 grs. de azúcar vainillada
  • 70 grs. de harina
  • 45 grs. cacao polvo
  • 1 pizca de sal
 
Elaboración

En un bol separamos las claras de las yemas y las primeras se montan a punto de nieve con una pizca de sal, se reservan. En otro recipiente grande, que la masa triplicará su volumen, se vierte las yemas, el azúcar y la vainilla. Con las varillas eléctricas se baten hasta conseguir una textura cremosa y doradita, añadimos la leche tibia y la mantequilla derretida, seguimos batiendo y ahora tenemos que conseguir que aumente su tamaño casi el triple del original. 

Cuando la masa está bien batida se le añade la harina con el cacao en polvo y se integra en su totalidad. Ahora ya sólo falta echar la clara de huevo montada, con una varilla manual y movimientos envolventes lo repartimos por toda la mezcla, se me olvidó hacerle una foto pero es importante que no se integre del todo, es una masa muy líquida y debe quedar grumosa.

En un molde engrasado con mantequilla se vierte y se lleva al horno, previamente precalentado a 160ºC unos 45-50 minutos sólo abajo, el ya sólo se dora con el calor del horno. Para comprobar que está cuajado debéis introducir una punta del cuchillo y ésta salir limpia.

Se deja enfriar y luego se lleva a la nevera hasta servir, con nata montada queda muy bien acompañada.



 



jueves, 12 de febrero de 2015

Orejas de Carnaval al estilo Canario




Entramos de lleno en los Carnavales 2015 y dentro de la geografía española uno de los más importantes es el de las Islas Canarias, por su vistosidad y ritmo, así que la receta de esta semana viene directamente desde allí.

Adaptada y tomada  y de blog “Huele Bien” donde remarca que es una receta familiar, justo las que me gustan jejeje, desde aquí gracias por compartirla.

Este dulce es 100% casero, natural y donde el aspecto no es lo importante, sino su sabor, con el toque de canela y plátano es un postre muy suyo que ahora podemos compartir. Las orejas son típicas de esta fiesta y dependiendo la zona llevan unos ingredientes u otros, si me lancé a realizar estas orejas  canarias es por uno de sus ingredientes: la calabaza, me encanta su sabor dentro de la repostería.  Disfruto mucho realizando y probando postres que incluyen algún ingrediente que es más típico de los platos salados, por ejemplo un tatín de berenjenas o una confitura de tomate y chile. El contraste de sabores es esencial cuando cocino en casa.

Espero que disfrutéis de las orejas y de los Carnavales, estéis en Canarias o en cualquier otro lugar.

 
Orejas de Carnaval al estilo Canario

Ingredientes

  • ½ kg. de calabaza pelada
  • 1 huevo
  • 60 gr. de azúcar blanco
  • 1 plátano mediano ya maduro
  • 110 gr. de harina de trigo
  • ½ cucharita de las de moka de levadura en polvo
  • Pasas al gusto
  • 1 cucharita de las de moka de canela molida
  • 1 clavo de olor machacado
  • 40 ml. de Brandy o Ron
  • Ralladura de un limón
  • Aceite de oliva suave para freír


Elaboración

Ponemos durante 10-15 minutos la calabaza ya pelada y troceada al vapor, cuando está en su punto dejamos enfriar.

Pasado ese tiempo se coloca en un bol con el huevo ligeramente batido, el azúcar, la ralladura de limón, plátano, el clavo, la canela y el brandy;  machacamos todo, sobre todo incidiendo en la calabaza y el plátano para dejarlo hecho puré, debe quedar una pasta homogénea y un poco grumosa. Ahora añadimos la harina con la levadura y se bate bien para integrar, por último las pasas.

En un sartén ponemos abundante aceite y cuando esté caliente vamos vertiendo un poco de masa con la ayuda de una cuchara sopera, de ahí el tamaño y forma similar a una oreja. Se fríe por los dos lados hasta que esté bien dorado, cuando se saquen del aceite se ponen sobre papel absorbente para retirar el exceso de grasa. 

Listos para ser degustados!!!


 

jueves, 5 de febrero de 2015

Lemon Bars





Si la semana pasada la naranja era la protagonista, esta semana es… el limón, se podría decir que en España son los dos máximos exponentes de los cítricos, estas frutas tan aromáticas, electrizantes y llenas de vitamina C.

Dentro de nuestra repostería es muy habitual la ralladura de su piel o su zumo para dar un sabor tradicionalmente casero. ¿Cuán importante son para mí estos dos aromas? 

Muchas veces cuando estas pelando una naranja o rallando un limón te acercas la fruta a la nariz y con los ojos cerrados inspiras profundamente;  lo que siempre me imagino es como la vida entra por mis fosas nasales y me expande, me espabila (sobre todo si estoy bajita anímicamente o llevo un día mental, con barullo en la cabeza) para mí es como un kit-kat, donde vuelvo a recordar las cosas importantes de la vida.

La receta de hoy es para amantes del limón con su sabor elevado a la máxima potencia, también deciros que es una receta muy típica estadounidense y como muchos de sus platos es  fuerte, grande y XL.

En una web del país he encontrado una reseña a su historia, parece ser que es de procedencia británica, no me extraña porque realmente la crema es un lemon curd sólo que hecho al horno, apareció en EEUU por primera vez impresa en 1963 y tuvo tanto éxito que para los ´70 ya casi todas las madres sabían hacer “Lemon bars”.

Lemon Bars

Ingredientes
Para la masa

  • 215 gr. de mantequilla
  • 50 gr. azúcar glass
  • 200 gr. harina de trigo

Para el relleno

  • 375 gr. de azúcar
  • 4 huevos
  • 100 gr. de harina
  • Ralladura de dos limones
  • 150 ml. de zumo de limón
  • Azúcar glass para decorar
Elaboración

Con una amasadora o con las manos se mezcla la harina con el azúcar y la mantequilla a temperatura ambiente hecha dados. La teoría es que se queda una masa de pan, desmigada, que se le da la forma sobre el molde, pero a mí me quedo más pastosa y tuve que darle su forma con una cuchara. El recipiente mejor si es cuadrado o rectangular, con un papel vegetal, se cuece la masa durante 20 minutos a 180ºC con calor arriba y abajo, los bordes de la masa se tostaran levemente. Se saca del horno pasado el tiempo y se deja enfriar un rato.

Con unas varillas manuales se baten los huevos con la ralladura de limón, se incorpora el azúcar y la harina, tras unificarlo se añade el zumo de limón, se vierte sobre la masa y se vuelve a llevar al horno otros 30-35 minutos a 180ºC. Pasado el tiempo se saca del horno y se deja enfriar por completo, para que la crema se termine de cuajar. Y decorar con azúcar glass.



 










Gracias a Las recetas de Mamá por la receta.