domingo, 27 de mayo de 2012

Tarta de Frutas

Creo que las tartas de fruta son de las más deliciosas, siempre que lleve una buena crema y buena combinación de frutas será un éxito seguro y en este caso lo fue. Era  parte del regalo de cumpleaños de una gran amiga y todos los comensales disfrutamos de ella,  no dejando ni las migas.

Este tipo de tartas parecen sencillas, pero son todo un mundo, de hecho sé que tendré que hacer muchas de éstas hasta encontrar una receta que encaje con mi ideal de tarta de frutas. Con esta receta sale un resultado muy rico, pero necesita retoques que poco a poco iré encontrando.

Aún así es una tarta muy vistosa y sabrosa que aquí os presento, habrá que aprovechar que ahora viene el tiempo de mucha variedad de frutas y colores para evolucionar ;)


Tarta de frutas

Ingredientes:

Masa quebrada:
  • 250 grs. harina
  • 125 grs. mantequilla
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de azúcar blanca
  • 1 pizca de sal

Crema:
  • 6 yemas de huevo
  • 80 grs. azúcar blanca
  • 600 ml. de leche

Cobertura:
  • Frutas de temporada (preferiblemente de diferentes colores)
  • 2 cucharadas de agua
  • El zumo de un limón
  • 1 lámina de gelatina

Elaboración:

Para realizar la masa quebrada, que es la base de la tarta podéis seguir las mismas instrucciones que aparecen en la entrada "Lemon Pie".

Para hacer la crema se baten las yemas con el azúcar y a la par ponemos la leche en un cazo al fuego hasta que llegue a ebullición, cuando se ha enfriado un poco se echa lentamente sobre los huevos sin dejar de batir. Volvemos a colocarlo sobre el fuego y removiendo continuamente hasta que hierva suavemente y vaya tomando consistencia de crema espesa.
Para que la crema tome más cuerpo, dejamos que entibie y luego lo vertemos sobre la masa quebrada, dejando que se enfríe por completo.

Mientras lavamos la fruta, la troceamos y hacemos el barniz. Se coloca en un cazo el agua, el azúcar y el zumo del limón, se calienta sin que llegue a hervir, se retira del fuego y se echa la gelatina. Removemos hasta que quede disuelta y se enfríe, pero no por completo.

Como último paso, colocamos la fruta sobre la tarta, yo opté por combinarlas aleatoriamente, porque así a la hora de comerla, todo el mundo prueba todas las frutas (en mi caso me decanté por uva, kiwi, fresa, piña y plátano), además para cubrirla es más cómodo, porque sólo tienes que ir tapando huecos libres, como un puzzle frutal.

Con un pincel se pinta con el barniz, si la tarta tiene buena consistencia, yo aconsejó poner bastante barniz, que quede una capa transparente, porque así va a proteger más a las frutas contra su oxidación y le dará mayor brillo.

Llevar la tarta a la nevera para que termine de cuajarse el almíbar y servir semifría.




domingo, 20 de mayo de 2012

Lemon Pie

Elaborar esta tarta ha sido todo un honor, tengo que admitir que es una de mis favoritas, siempre recuerdo su sabor: la mezcla del dulce y esponjoso merengue con el ácido de la crema de limón... Así que cuando me dijeron en la family que tenían ganas de comer merengue no lo dude ni un momento y eso que sería la primera vez en mi vida que iba a montar uno. Era todo un reto en la cocina y tenía muchas ganas de hacerlo y ver cómo de mágico es la creación de un merengue, estaba emocionada.... como una niña pequeña.

Debo añadir a favor de este postre, que aunque está muy rico comerlo reciente, con el paso de los días la crema de limón toma más carácter e impresiona al público asistente jejejeje

Creo que entró en el top ten de mis dulces favoritos!!!!

Lemon Pie

Ingredientes

Masa quebrada:
  • 250 grs. harina
  • 125 grs. mantequilla
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de azúcar blanca
  • 1 pizca de sal
 
Crema de limón:
  • 1 lata de leche condensada (tamaño pequeño)
  • 5 yemas de huevo
  • El zumo de un buen limón y parte de su ralladura
 
Merengue:

  • 5 claras de huevo
  • una pizca de sal
  • 125 gr. azúcar
 
 
Elaboración: 

Lo primero en preparar es la masa quebrada, se colocan todos los ingredientes en la misma fuente y se amasan hasta conseguir una consistencia clara y homogénea. Se lleva a la nevera durante una hora para que repose.
Tras el tiempo marcado se extiende sobre una mesa con la ayuda de un rodillo, cuando ya está bien extendido se coloca sobre el recipiente donde se va a cocer, y se pone en el horno (precalentado) durante unos diez minutos para que se vaya haciendo. Cómo primeramente se realiza la masa sola, para que no se deforme se hornea con una capa de garbanzos sobre ella. Cuando ha pasado el tiempo predeterminado lo sacamos del horno y se deja enfriar.

Mientras, hemos ido preparando la crema de limón, con la batidora mezclamos sus ingredientes y lo vertemos sobre la masa quebrada que ya ha tenido su primer horneado. Lo volvemos a colocar el en horno y vuelve a estar otros diez minutos a unos 180ºC. Tiene que quedarse cuajada la crema y dejar enfriar del todo.

Por último preparamos el merengue, tiene que tener una textura dura para que permanezca en su lugar durante el tiempo necesario. Y en relación a esto ayer leía un truco: si quieres el merengue duro debes echar el azúcar al principio y si lo quieres blando echarlo al final del proceso. Yo lo hice en medio y salió muy bueno. Que cada uno elija el suyo.

Con varillas eléctricas se comienzan a batir las claras con la sal y poco a poco sin dejar de batir el azúcar. Tiene que batirse bien para que tome la consistencia deseada, y eso se sabrá cuando coloques el recipiente donde lo estás preparando del revés y el merengue se mantenga en su sitio.

Entonces pasamos al montaje de la tarta, con un cuchillo pastelero colocar el merengue sobre la tarta y dejarlo plano o con una forma irregular, yo opté por la segunda opción. Para dorarlo meterlo en el horno, sólo el grill, yo en un principio quería hacerlo con el soplete de cocina y fue un craso error, lo metí corriendo al horno  cómo no sabía bien su tiempo se me tostó...

Para conservarlo mejor introducirlo en la nevera. Mmmmmmmm  sólo de recordar su sabor......


 
 

martes, 15 de mayo de 2012

Rosquillas "Tontas" de San Isidro

Esta vez le toca a las tontas. Hoy 15 de Mayo es fiesta en Madrid capital, celebramos el día de San Isidro, patrón de los madrileños. Lo típico de este día, siempre y cuando las tormentas de primavera nos dejan, es acudir a la pradera y pasar el día al solete, si te gusta  esperar colas puedes ir hasta la ermita y beber agua del santo, es un agua que se supone tiene propiedades curativas. De comida: tortilla de patata, entresijos, gallinejas, encurtidos... aderezados con una buena sangría y para postre las famosas rosquillas del santo. Hay de varios tipos: las tontas, las listas, las francesas y las de Santa Clara.

Parece que la tradición de las rosquillas (tontas, listas y francesas) viene de una mujer llamada la “Tía Javiera”, que era una vendedora muy afamada de dichas rosquillas y que acabó instaurando una tradición hasta estos días, junto con las rosquillas de Santa Clara que vienen de las monjas del mismo nombre. Tras un poco de investigación no me queda claro desde cuando se inicia esta tradición pero algunos entendidos hablan del siglo XVI  y otros del  XVIII, ahí dejamos nuestro granito de historia.

Para quienes no conozcan dónde se ubica la “pradera”, deciros que está en el barrio de Carabanchel y que allí se produjo una de las batallas más sangrientas entre los madrileños y los franceses, en el levantamiento del pueblo español contra Napoleón en 1808. Lo más curioso es que  tiempo después, sigue siendo un lugar de encuentros y celebraciones, lo que habrán visto estas tierras...

Un último apunte en la clasificación de las rosquillas: “tontas” (sólo anís), “listas” (baño de azúcar, limón y huevo batido), “francesas” (cobertura de azúcar glasé y almendra picada) y las de “Santa Clara” (merengue duro por encima). Feliz día!!!

Rosquillas “Tontas” de San Isidro

Ingredientes

  • 350 gr. de harina
  • 70 gr. de azúcar
  • 4 huevos
  • ½ curadita de las de café de bicarbonato
  • 1 vaso de los de chupito de anís
  • 1 puñadito pequeño de anises en grano
  • La piel de un limón
  • 6 cucharadas soperas de aceite

Elaboración:

Lo primero de todo es aromatizar el aceite y para ello lo colocamos en una sartén junto con la cáscara de limón (truco muy antiguo) y lo calentamos, sin llegar a freír sólo lo removemos unos minutos para que tome aroma. Se retira y se deja enfriar. Mientras, tostamos los granos de anís en otra sartén y los machacamos en un mortero para dejarlo lo más menudito posible.

Cuando el aceite ya está frío, comenzamos a batir 3 de los 4 huevos con el azúcar creando una mezcla espumosa y homogénea, después añadimos el resto de ingredientes. Es una mezcla muy pringosa cuando se trabaja con la manos, así que recomiendo que previamente y durante el proceso, os vayáis engrasando con aceite las manos.

Con la cantidad inicial de harina que he puesto tendría que ser suficiente, pero si veis que la masa no toma una textura gomosa y flexible y se os sigue quedando muy pegada en las manos, añadir harina hasta ajustarlo.

Dicha masa se coloca durante una hora en el frigo.  Pasado ese tiempo, nos volvemos a engrasar las manos y hacemos la forma de las rosquillas. Tomar una pequeña cantidad y sobre la mesa hacer un “churro” lo bastante largo para enroscarse y de un grosor como dos dedos. En el horno sube de tamaño y suele ocurrir que el agujero del medio desaparece, no os preocupéis, es de lo más normal como veis en la foto.

Colocarlas sobre la bandeja con un buen espacio entre ellas. Barnizarlas con el huevo batido que quedó reservado y al horno precalentado a 200ºC durante unos 10-15 minutos, son rosquillas muy tostadas, no sirve sacarlas antes aunque nos gusten más de aspecto. Os recomiendo para que queden más brillantes, sacarlas del horno cuando empiecen a dorarse y volver a barnizarlas de nuevo.

Una vez fuera, dejarlas enfriar, se pueden conservar muy bien en una caja hermética y no necesitan frío.


¿Quién se viene a la pradera con Mantón de Manila en mano?




miércoles, 9 de mayo de 2012

Brownie "Mine Style"


Cuando hago este bizcocho siempre tengo en mente a una persona muy especial, que nació en el mismo día que yo, que fuimos juntas al colegio y al instituto y  aunque ahora nos separa un océano siempre está en mi pensamiento y en mi corazón.
Somos un buen equipo para viajes, cenas o simplemente para un cine, siempre nos compenetramos. Ahora nuestras vidas han cambiado mucho y no es tan fácil vernos en persona, pero con el maravilloso Skype podemos hablar en cualquier momento.
Aún así os digo que echo de menos no tenerla a menos de 5 kilómetros de distancia, para mi es como una hermana, pero con el espíritu aventurero que tiene la chica no para en un país quieta, jejejeje.
Desde aquí Dudu os deseo lo mejor y también deseo poder veros pronto en persona, y ya sabes a ti y sólo a ti va dedicada este Brownie de chocolateeeeeeeeee
 
Ah, se me olvidaba, lo he titulado así porque no es la receta original, pero tiene muy buen sabor y no resulta tan pesado como el tradicional, aún así prometo hacerlo en algún momento.


Brownie “Mine Style”

Ingredientes

3 vasitos de los de yogurt con harina tamizada
1 vasito de los de yogurt de azúcar
1 yogurt natural
150 grs de margarina
3 huevos
1 taza de las de café de leche
Cacao en polvo
1 cucharadita de las de café de bicarbonato
Nueces

Elaboración:

Mezclar todos los ingredientes en una fuente y batir hasta dejar una masa homogénea y sin grumos, se puede hacer con la batidora o las varillas eléctricas.
Verterlo en una recipiente, previamente engrasado y meterlo al horno al Baño Maria, es decir colocarlo encima de una bandeja con agua, el horno deberá llevar como mínimo 30 minutos calentándose.

Cocerlo durante unos 45 minutos y extraerlo cuando al introducirle la punta de un cuchillo, ésta salga limpia.


Dejarlo enfriar, aunque está receta templada con un buen helado de vainilla te hace saltar las lágrimas!!!!

domingo, 6 de mayo de 2012

Tarta de Frutos Rojos

Todos venimos de un padre y de una madre, te puedes llevar bien o mal con ellos, que estén cerca o lejos, pero siempre serán tus padres, vienes a través de ellos y son dos seres muy importantes en tu vida.
Por eso hay un día en el año que lo celebramos, ya pasó el día del padre y ahora toca el día de la madre. Es un día en que recapacitas sobre la suerte que tienes y lo celebras en su compañía!!! 

Para mí esta entrada es muy especial, porque claro que se lo dedico a mi MADRE, a esa persona que tanto me enseña y tanto admiro por su fortaleza, ganas de vivir, de aprender y sobretodo por su capacidad de no quejarse, a pesar de que pueda estar cansada o preocupada, siempre tiene una reserva de energía para sus hijos.
Yo siempre digo que cuando una mujer se convierte en madre le dan unos superpoderes, porque siempre puede seguir más, aunque esté agotada siempre continúa; en todo momento saca ese lado de aprendizaje y superación y por todo esto y mucho más es una de las personas más importantes de mi vida.
En estos últimos meses su apoyo y amor han sido únicos e imprescindibles. Gracias por todo mami.

Aquí os presento la tarta del día de la madre sintiéndome como una niña de parvulitos que le muestra lo que le ha preparado en el colegio con gran amor.

Que paséis un buen día todos y todas!!!


Tarta de Frutos Rojos

Ingredientes:

  • 300 gr. de harina
  • 200 gr. de mantequilla
  • 50gr. de azúcar blanca
  • 1 pizca de sal
  • Ralladura de un limón
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de las de postre que mezcle: canela, clavo, pimienta, cardamomo, jengibre y nuez moscada (todo molido)
  • 3 cucharadas de zumo de limon
  • 1 cucharada de ron
  • 500 gr de frutos rojos variados
  • ½ tableta de chocolate blanco

Elaboración:

Se toma la harina (ya tamizada) y se mezcla con la mantequilla que estará a temperatura ambiente, el azúcar, la sal, la ralladura de limón el huevo y las especias. Trabajar la masa hasta que esté homogénea y maleable. Envolverla en papel transparente y colocar una hora en la nevera.
Mientras se rocía a los frutos con el zumo de limón y el ron, para que vaya tomando aroma.
Cuando ya ha pasado el tiempo marcado, sobre una mesa estirarla con la ayuda de un rodillo y colocarla sobre la bandeja del horno. Verter encima los frutos rojos y meter al horno precalentado a 200º C  durante 15 minutos. La masa empezará a tomar una textura de pasta dura, siempre y cuando los frutos no desprendan mucho líquido, si es así, dejarlo un poco más en el horno para ayudar en su evaporación.

Una vez sacada la tarta del horno, dejarla sobre un rejilla para que se enfríe y a la par, derretir al baño María el chocolate blanco y cuando esté líquido decorar la tarta, hay que ser generosos con el chocolate, porque no sólo sirve como decoración, sino que le da un contraste de sabor con los frutos rojos.

Una vez fría colocar sobre el plato de presentación y saborearla con personas muy especiales.



miércoles, 2 de mayo de 2012

Tiramisú de Melocotón


Estrenamos mes, el mes de las flores y poco a poco del calorcito... entonces: qué mejor postre que un dulce afrutado y cremoso??? En estas semanas por diversas celebraciones he realizado esta receta y tengo que decir que a todos los comensales les ha encantado. Desde aquí agradezco sus palabras y ánimos a seguir creando, a todos ellos va dedicado este posts.

La receta se basa en el famoso Tiramisú italiano, pero me he tomado la licencia de hacer algunas variaciones y el resultado es magnífico. Espero no tardar mucho tiempo en publicar la receta original, con café, hasta entonces saboreémoslo con este sabor afrutado y delicado, en la primera cuchara te puede resultar sencillo, pero según vas tomando más y más se crea un aroma amelocotonado en tu paladar que resulta delicioso.

Si tenéis en breve una cena, un compromiso, no dejéis de hacerlo, será un auténtico éxito y su elaboración es sencilla y rápida. Para la presentación es más bonito hacerlo de manera individual, en pequeñas copas o vasos, quedará muy coqueto, pero también se puede realizar en una fuente y luego repartir en el momento.

Disfrutemos este día de fiesta en Madrid con un dulce postre.

Tiramisú de Melocotón

Ingredientes ( para 5 personas):
  • 1 lata grande de melocotón en almíbar
  • 2 yogures griegos
  • 250 gr. de queso Mascarpone
  • 1 bolsa de bizcochos de Soletilla

Elaboración:

Abrir la lata de melocotones, escurrir el almíbar y reservar, reservar también una mitad de melocotón para la decoración, el resto pasarlo por la batidora hasta dejar una papilla.

Añadir a ese triturado los dos yogures y el queso, si el queso está muy espeso darle un poco con la batidora, pero muy poco tiempo porque no queremos que se bata del todo. Con una cuchara de madera remover bien la mezcla hasta dejarla homogénea. Esta receta no lleva azúcar como ingrediente, ya que los melocotones y el almíbar de por sí son dulces, pero si alguien quiere el postre más dulce, el azúcar se debería echar en esta mezcla, utilizar azúcar blanca para no interferir en el color pastel que se le pone al preparado por los melocotones triturados. Dejarlo reposar en la nevera para que se endurezca un poco, más o menos una hora.

Tomar los bizcochos de soletillas, por ejemplo unos ocho, y en una fuente empaparlos con parte del almíbar y desmigarlo. En las copas de presentación o fuente, colocar en la base parte de esos bizcochos machacados, presionarlo bien contra la base para formar la primera capa del Tiramisú. Seguidamente añadir una capa del preparado del queso con el melocotón. Colocar otra capa de bizcocho empapado en el jugo y otra más de la crema, una cosa importante es que las capas de bizcocho sean extra finas, al contrario que las de queso que deben superar los 3 centímetros de altura.

Por último picar finito el melocotón que se reservó al principio y decorar la superficie.

Este receta es muy agradecida, ya que podéis hacerla el día de antes y se mantendrá muy fresca en la nevera. Un par de horas antes de su consumición dejarlo a temperatura ambiente y preparaos para  degustarlo.